Betis Deportivo Roberto le para los pies al líder (1-1)

  • El emeritense provoca y transforma un penalti que sirve al Betis Deportivo para frenar al Cádiz B, que acumulaba seis victorias consecutivas

  • Los heliopolitanos acariciaron la remontada

Roberto González pugna por un balón con un futbolista del Cádiz B. Roberto González pugna por un balón con un futbolista del Cádiz B.

Roberto González pugna por un balón con un futbolista del Cádiz B. / Juan Carlos Muñoz

No pintaba bien la tarde en la Avenida de Italia para el Betis Deportivo. El filial verdiblanco encontró en el Cádiz B a un rival correoso y que, una vez se puso por delante, no pareció dispuesto a negociar el paradero de los puntos. Sin embargo, la reacción capitaneada por Roberto González a mediados del segundo período permitió a los de casa empatar e incluso acercarse a la remontada. Aunque Nané pudo deshacerlas en el último suspiro, todo quedó en tablas.

Aunque lo pasaron muy mal en ciertos momentos del envite, los muchachos de José Juan Romero empezaron con buen pie. Desplazando el cuero de un lado a otro, el cuadro heliopolitano sorprendió al líder y le asustó cuando aún no se habían cumplido cinco minutos de juego. Irizo, que fue titular otra vez, se incorporó por la izquierda y sacó un centro raso que se paseó por el área. Rodri lo recogió al otro lado, la cedió a Nané y éste la empaló desde el punto de penalti. Cristian Arco parecía vencido, pero se reestableció para hacer una parada salvadora.

Los amarillos, no obstante, no tardaron en reestablecerse. Con el paso de los minutos, el equipo dirigido por Juan Manuel Pavón se fue sintiendo más cómodo y comenzó a generar peligro mediante acciones a balón parado, siempre botadas por Moisés.

Arropada por detrás del balón y aprovechando faltas laterales y saques de esquina, la escuadra gaditana se sentía cada vez más cómodos. Y pese a que Nané volvió a rozar el gol al cabecear un centro fabuloso de Altamirano, la primera parte acabó siendo de los visitantes. Asentados cada vez más arriba, empezaron a disfrutar de posesiones dilatadas. Y la balanza se decantó a través de Peter. Desde el perfil derecho, el nigeriano desbordó a su marcador y colgó el balón al área. El testarazo de su compatriota Saturday fue inapelable. Y tras el 0-1, los cadistas siguieron forzando situaciones de uno contra uno para Peter. El Betis Deportivo necesitaba el descanso.

El equipo de Romero dejó de sufrir tras el paso por los vestuarios, pero los líderes volvieron a sacar su cara más áspera. De nuevo resguardados en su mitad de campo, furstraron a los béticos haciendo valer su superioridad física. Pero cuando más oscuro estaba el cielo para el filial heliopolitano, Roberto despejó las nubes pidiendo el esférico una y otra vez. En una de esas, el emeritense encaró a dos defensores y se escurrió entre ellos siendo derribado en el interior del área amarilla. El colegiado señaló penalti y él mismo lo convirtió.

Eran los mejores minutos de los béticos, que se veían capaces de lograr la victoria. La acariciaron en la última jugada, cuando Nané se quedó a centímetros del gol en una contra liderada por Julio Alonso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios