Alejandro Delmás | La biografía de Sergio Ramos SR4, una ambición excepcional

  • El periodista Alejandro Delmás analiza la figura de Sergio Ramos en una biografía rompedora

Alejandro Delmás posa con su biografía de Sergio Ramos. Alejandro Delmás posa con su biografía de Sergio Ramos.

Alejandro Delmás posa con su biografía de Sergio Ramos. / Víctor Rodríguez

La figura de Sergio Ramos (Camas, 1986) trasciende el deporte. Su repercusión lo coloca a la altura de estrellas de la NBA, ese ámbito tan conocido para Alejandro Delmás Infante (Coria del Río, 1957), el egregio periodista que en su biografía SR4, La construcción de un mito (Editorial Samarcanda) desentraña la personalidad y la trayectoria de este singular futbolista que continúa superando registros con el Real Madrid y la selección española.

"Es una de las figuras más relevantes del deporte español de todos los tiempos... Y con un tirón mediático tremendo", admite el propio Delmás, tan enciclopédico como siempre para acercarse a la figura de Sergio Ramos desde múltiples puntos de vista. "Siempre se lo compara a Michael Jordan o a Rafael Nadal. Todo el que lo conoce dice que quiere ser el mejor en todo lo que se proponga. Y a él le gusta esa similitud. Que se hable de él como alguien que ha marcado un antes y un después", agrega Delmás, que ha recurrido a largas conversaciones con gente que ha compartido vivencias con Sergio Ramos y su familia.

Desde el periodismo aparece en el libro la visión de Víctor Fernández (Cope), Manuel Aguilar (Cadena Ser) o Ismael Medina (Bein Sports), quienes incluso asistieron a la reciente boda del futbolista en Sevilla; José María del Nido, Pablo Blanco, Joaquín Caparrós o Antonio Álvarez también aportan sus visiones sobre este ya mito del fútbol español; pero también José Antonio Reyes, en el quizás su último testimonio exclusivo antes de su trágico fallecimiento; o Juan José Bezares, ese futbolista gaditano que debutó con el Sevilla en Primera División el mismo día que Sergio Ramos y que ya nunca volvió a pisar la máxima categoría.

"Con su carácter yo hubiera sido campeón del mundo", expone Reyes, compañero de aventuras de Sergio Ramos en las categorías inferiores del Sevilla y, posteriormente, en el Real Madrid y la selección española, en un capítulo del libro. "Tiene una ambición que lo hace único", resume Delmás, que acude a una frase de Manolo Aguilar para ahondar en su definición de Sergio Ramos. "Es un tiburón que no se achanta ante nada", asegura el periodista de Radio Sevilla que tan bien conoce al camero desde hace casi dos décadas.

"Es un superdotado físicamente, es brutal, y eso lo apuntan varios en el libro. Hay una palabra que define en Estados Unidos a los grandes jugadores: las skills. La suma de sus habilidades es infinita", destaca Delmás para explicar la dimensión futbolística que ha alcanzado el camero para que acumule más de una década en la cima del fútbol español, ya sea con el Real Madrid o la selección española.

Como en tantos otros deportistas de élite, la familia ha desempeñado un rol fundamental en la vida de Sergio Ramos. "Los antecedentes de su padre y su hermano clarifican muchas cosas de su carácter", resalta Delmás, que tiene claro que la influencia paterna modeló ese carácter especial del defensa. "Es un gran negociante que ha manejado el devenir de su hijo. Se dio cuenta de que tenía un cheque al portador. Su padre tuvo un aprendizaje en los negocios a lo grande. Siendo socio de Juan Guerra tuvo mil avatares", rememora el polifacético periodista para explicar esa dimensión que ha adquirido el capitán del Real Madrid. "Ahora se relaciona con marchantes de arte, aparece en operaciones inmobiliarias, tiene un caballo campeón del mundo (Yucatán)... Siempre es noticia, aunque eso no siempre caiga bien en un club tan conservador y con los modos del Real Madrid", dice Delmás.

También existen lunares en la biografía de Sergio Ramos. Su volcánica personalidad casi le cuesta la expulsión del Sevilla. "Se tiró a la grada a defender a su padre durante un partido de juveniles.Lo publicó Diario de Cádiz y Monchi y Pablo Blanco tuvieron que apaciguar los ánimos para que no lo echaran", recuerda Delmás, que ahonda en otra cuestión que asoma como una espina clavada en el alma del internacional español: su relación con el Sevilla. "Es uno de sus puntos pendientes. Cristóbal (Soria) culpa a Del Nido y éste se defiende asegurando que le ofreció todas las facilidades para que siguiera de por vida. Es una de las heridas mal cerradas que tiene, todavía supura. Es muy sevillista y lo lleva muy mal", apunta Alejandro, el autor de una biografía rompedora sobre una personalidad mediática que sobrepasa su faceta de futbolista de primerísimo nivel.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios