Cross de Itálica Un año más, un cartel suculento

  • El XXXVII Cross Internacional de Itálica se presenta con los ugandeses Cheptegei y Kiplimo como grandes alicientes

  • José Manuel Díaz, director de la prueba, confirma que hay 3.186 inscritos

Fernando Rodríguez Villalobos, presidente de la Diputación de Sevilla, posa con algunos de los atletas que participarán en la carrera. Fernando Rodríguez Villalobos, presidente de la Diputación de Sevilla, posa con algunos de los atletas que participarán en la carrera.

Fernando Rodríguez Villalobos, presidente de la Diputación de Sevilla, posa con algunos de los atletas que participarán en la carrera. / Juan Carlos Vázquez

La XXXVII edición del Cross Internacional de Itálica fue presentada en la Diputación de Sevilla con la presencia de algunos de los atletas que competirán por la corona de laurel. El director de la prueba, José Manuel Díaz, confirmó que hay 3.186 participantes inscritos en un acto en el que no faltó Fernando Rodríguez Villalobos, presidente de la Diputación hispalense.

En la categoría masculina, se espera que Joshua Cheptegei y Jacob Kiplimo reediten la batalla que ya mantuvieron el año pasado por la primera plaza. La dupla ugandesa es el gran aliciente de la edición. "Ellos se iban a enfrentar en la San Silvestre Vallecana, pero por unos problemas familiares de Cheptegei, no pudo ser. Así que lo que no pudimos ver en Madrid, lo vamos a ver en Itálica", explicó José Manuel Díaz. Cheptegei, quien se llevó el gato al agua en 2018, reconoció haber atravesado un año complicado, en el que ha tenido que "lidiar con problemas en casa", pero dijo estar excitado por volver a Itálica. El que fue subcampeón mundial de los 10.000 metros admitió que el volver a medirse a Kiplimo es "un estímulo".

"Ha sido un año difícil para mí, pero estoy emocinado por volver a correr en Itálica" - Joshua Cheptegei, ganador de la última edición

Y es que su adversario, que en noviembre cumplió 18 años, viene de quebrar un récord en Vallecas. Kiplimo expresó su deseo de poder cruzar la meta en primer lugar esta vez en Santiponce. "No será fácil, pero intentaré dar lo mejor de mí", comentó el joven.

En la Diputación también comparecieron cuatro chicas que correrán el Cross por primera vez: la keniata Beatrice Chepkoech, las ugandesas Esther Chebet y Stella Chepsang y la keniata con pasaporte turco Yasmine Can. "Va a ser bonito correr en Itálica", decía esta última. "Para mí es importante porque me estoy preparando para otras pruebas internacionales", señalaba Chepkoech.

José Manuel Díaz apuntó que de cara a esta edición habrá una novedad notable. "Nos hemos tenido que adaptar al circuito por las catas arqueológicas que se han hecho en Itálica y por las nuevas distancias que ha puesto la Federación Española". Además, el director del Cross se mostró "muy contento" de que la prueba se celebre un año más. "Después de la época de la crisis, en la que estuvimos a puntito de desaparecer, en 2012, nos estamos poniendo otra vez en órbita", subrayó.

El equipo femenino conformado por UNICEF, que encabeza María Pujol, fue el otro protagonista del acto. "Serán seis kilómetros de disfrute", manifestó la triatleta sevillana, que se refirió Itálica como "un enclave único" y "con magia". Para Pujol, regresar a Santiponce será especial. "Gané aquí siendo una niña, en infantil. Marcó un antes y un después para mí, y es muy bonito correr después de tantos años", expresó. Otra de las componentes, la duatleta Raquel Domínguez, sostuvo que el "poder poner un granito de arena" para erradicar un problema como la problema infantil "es un lujo”.

Díaz cerró la presentación indicando que "no hay ningún lugar para una prueba de cross como el conjunto arqueológico de Itálica". Para el director, "correr en la cuna de Trajano y Adriano, la que fundó Escipión El Africano en el año 216 a.C., es algo emblemático".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios