Manresa-Coosur Real Betis | La previa Dar el golpe o ser golpeado

  • El conjunto verdiblanco afronta un partido clave en Manresa con el reto de volver a ganar a domicilio y dar un paso más hacia la salvación

Niang busca un compañero al que pasarle el balón, defendido por Pablo Almazán, en la pista sótano de San Pablo. Niang busca un compañero al que pasarle el balón, defendido por Pablo Almazán, en la pista sótano de San Pablo.

Niang busca un compañero al que pasarle el balón, defendido por Pablo Almazán, en la pista sótano de San Pablo. / Juan Carlos Muñoz

Superada la primera prueba de marzo (el triunfo ante el Bilbao Básket), el carrusel de partidos no para para el Coosur Real Betis. Una jornada más para sumar, una jornada menos para acabar la liga alcanzando el objetivo de la salvación. Esa meta pasa por ganar a domicilio alguna vez y hacerlo en Manresa (18:00) sería no sólo un paso de gigante en pos de la ansiada permanencia, sino una inyección de moral para un equipo que en este mes se juega prácticamente su futuro en la ACB.

Muchos encuentros ante rivales directos que afrontar para dejar de mirar abajo con miedo y empezar a hacerlo hacia arriba con tranquilidad e incluso ambición. Mucho de ello necesitará el cuadro verdiblanco para asaltar el complicado Nou Congost, donde el conjunto de Pedro Martínez se hace fuerte al abrigo de un público guerrillero que le inyecta a los suyos sangre en vena. Para contrarrestarlo los de Curro Segura necesitarán defender fuerte, controlar el rebote ante un rival que lo ataca muy bien, y marcar el ritmo del partido ante el equipo de la competición que más asistencia reparte. Cerrar esa vía con una agresiva primera línea será importante, así como el acierto anotador de Slaughter y Green para liderar de nuevo el ataque.

El escolta norteamericana será una pieza clave en el choque en el duelo anotador que debe librar con Toolson, recuperado ya de unas molestias en el pie y reservado la semana pasada en el encuentro del Manresa en el Palau para este partido, marcado en rojo también en los locales. No en vano, con nueve victorias ya en el zurrón, y pendiente de recibir a varios de los equipos de la zona baja aún, ganar supondría dejar al plantel sevillano a tres triunfos de distancia más el average. Media salvación.

Pedro Martínez "El Betis está en el mejor momento del curso y Green es un jugador ‘top’ para esta liga"

Aún sin sacar la calculadora, para el Coosur el choque es incluso más importante, ya que con el descenso a dos triunfos (con el Fuenlabrada pendiente de recuperar el partido suspendido ante el Gran Canaria), los verdiblancos, que sólo han ganado un choque en todo lo que va de liga, son conscientes de la importancia que tiene este duelo en la carrera por la permanencia. El Manresa es un rival batible, pese a la dificultad que siempre entraña visitar el Nou Congost y enfrentarse a un conjunto de Pedro Martínez, y rivales directos como el Fuenlabrada (que visita Burgos) y el colista Estudiantes (recibe al Barcelona) no tienen compromisos fáciles esta semana.

Además de Tooson, que probablemente dejará al ex bético Nelson fuera de la convocatoria, los de Curro Segura deberán prestar atención por dentro a Kravish y estar rápidos en las ayudas, ya que es más rápido que Jerome Jordan y más contundente que Niang. Eso sí, puede sufrir teniendo que salir al perímetro ante Whittington, como lo pueden pasar mal Cvetkovic y Dani Pérez al poste con Oliver y Sipahi. Ambos, sin embargo, asumirán menos minutos para darle su sitio a un Slaughter que sigue siendo regular en sus números aunque sin marcar diferencias. Sí lo hace Pablo Almazán y Borg cuando asumen protagonismo en defensa y Nacho Martín cuando tiene minutos, de manera que ambos serán importantes en una cita que exigirá de jugadores que no se arruguen. Conger, sin un par con su físico, podría ser decisivo.

Y no es algo baladí lo de no arrugarse, ya que el Manresa se llevó seis de sus nueve victorias en finales apretados por cuatro o menos puntos. Eso sí, como referencia en su última cita en casa, sin Toolson, barrió al Zaragoza. Aviso para navegantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios