Coosur Real Betis-Casademont Zaragoza | La previa Defensa, palabra fetiche en verdiblanco

  • El Betis busca cambiar su dinámica ante un rival, el Zaragoza, que pondrá a prueba el trabajo atrás del conjunto sevillano

  • Rivers debe aparecer en ataque de una vez y marcar diferencias

AJ Slaughter corre en ataque durante un entrenamiento en San Pablo perseguido por KC Rivers. AJ Slaughter corre en ataque durante un entrenamiento en San Pablo perseguido por KC Rivers.

AJ Slaughter corre en ataque durante un entrenamiento en San Pablo perseguido por KC Rivers. / Coosur Real Betis

En la cuarta jornada no existen las urgencias. Todo es susceptible de cambiar y queda tiempo por delante, claro, pero sí que es cierto que los tres partidos disputados sí han servido como muestra de lo que este Coosur Real Betis tiene que mejorar para cumplir con el objetivo de asentarse en la liga en su vuelta a la ACB. Y es que el juego parte desde la defensa. Sin ella cualquiera está perdido y los 91 puntos que vienen encajando de media los verdiblancos es, de salida, un hándicap a rebajar lo antes posible.

Y es que sin Rivers anotando lo que se esperaba de inicio y con dos bases a los que les gusta contemporizar y controlar el juego con ataques largos, los de Curro Segura deben entender que elevar la agresividad e intensidad atrás es una necesidad para paliar a un Casademont Zaragoza que, con el bloque semifinalista del pasado curso, le gusta correr y marcar un ritmo alocado en el partido para sacar ventaja de los Alocén, San Miguel, Barreiro y compañía. Entre esa compañía destaca el poder anotador de DJ Seeley, la experiencia bajo los tableros de Fran Vázquez y la capacidad física de un Benzing que obligará a los aleros béticos a redoblar esfuerzos para paliar en ese puesto la rémora física, sin bien la movilidad de Rivers le puede hacer un traje (si de una vez tiene el día) en la otra canasta.

Previa Coosur Real Betis-Casademont Zaragoza. Fuente: ACB Previa Coosur Real Betis-Casademont Zaragoza. Fuente: ACB

Previa Coosur Real Betis-Casademont Zaragoza. Fuente: ACB / Dpto. de Infografía

Si en la posición de alero los maños sacan una teórica ventaja, en el uno Sipahi debe tratar de llevar al poste a sus pares, de menor talla, para marcar diferencias en un duelo igualado en el que el Betis volverá al abrigo de San Pablo para recuperar su cara ganadora. Esa que mostró frente a la Penya controlando el choque, aunque no lo rompió hasta el último cuarto, y que perdió en las visitas a Murcia y Valencia.

El Betis ha encajado un promedio de 91 puntos en las tres primeras jornadas de la Liga Endesa

No hay una receta mágica para cambiar el paso y la mentalidad defensiva, pero es necesario que el cuadro sevillano muestre una versión más aguerrida porque es complicado caminar con cierta tranquilidad por la ACB si cualquiera te mete 85 puntos y mostrando los típicos desajustes de pretemporada en la cuarta jornada. Esta liga no espera a nadie y las victorias que vuelen no vuelven.

El Zaragoza de Porfi Fisac, que el curso anterior alcanzó las semifinales de liga eliminando en los cuartos de final al Baskonia, no podrá contar en la capital andaluza con el veterano Seibutis, otro de esos jugadores que un día estuvo en la órbita hispalense, que con problemas en la espalda aún no se ha estrenado. Eso no impidió que los maños ganasen sus dos primeros compromisos (en Las Palmas y barriendo en casa al Obradoiro), aunque la pasada jornada se encontraron con la dureza defensiva del UCAM, que debe ser el espejo en el que se miren los béticos.

También contará con una ausencia el preparador verdiblanco, Curro Segura, que de nuevo descartará a Niang. Recuperado ya de sus molestias musculares, todavía trabaja al margen y de nuevo será baja para este partido. Sin el pívot de origen senegalés, de nuevo Whittington será la referencia cerca del aro. El estadounidense está siendo el bético más destacado y cada vez juega más pegado ala ro, aunque su movilidad puede hacer daño a Fran Vázquez y a un Justiz que empieza a aparecer poco a poco, mientras que Radovic pondrá en jaque a los Obi, Malmanis y Nacho Martín. Quizá es el pucelano el que más se le parece y el hecho de conocerlo bien al compartir vestuario en Zaragoza el año pasado puede ser una ventaja para él, si bien Obi y Malmanis podrían aprovechar su velocidad para atacarlo. No tiene un relevo natural el montenegrino y cuando Benzing con sus 2,08 metros (otro que en su día pudo recalar en Sevilla) haga de ala-pívot el argentino Brussino tomará el mando de las operaciones. Otro con capacidad de convertirse en un dolor de cabeza para el rival. Como puede serlo también AJ Slaughter si adquiere los galones exhibidos con Polonia en el Mundial o KC Rivers si activa el modo anotador de una vez, aunque para ello tiene que entender que en este Betis todos, incluso él, primero tienen que defender.

Curro Segura corrige a Borg durante una sesión preparatoria. Curro Segura corrige a Borg durante una sesión preparatoria.

Curro Segura corrige a Borg durante una sesión preparatoria. / Coosur Real Betis

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios