Coosur Betis

Una prórroga por Sipahi

  • Este 30 de junio se cumplía el plazo para que el Betis hiciese efectiva su opción de renovar al turco, pero ambas partes se han dado unos días más

Sipahi, durante un entrenamiento en San Pablo con el Coosur Betis. Sipahi, durante un entrenamiento en San Pablo con el Coosur Betis.

Sipahi, durante un entrenamiento en San Pablo con el Coosur Betis. / Víctor Rodríguez

Que este mercado iba a ser complicado para el Betis Baloncesto es algo que los directivos ya sabían. El panorama económico es incierto, la rebaja del presupuesto está por concretarse aún y el patrocinador, Coosur, en el aire para el curso que viene. Por eso los movimientos en la plantilla van siendo pausados. Renovados el técnico, Curro Segura, y Pablo Almazán y casi hecha la continuidad de Borg, Ndoye se añadió al grupo como primer fichaje. Y dependiendo de lo que se vaya cerrando se irá por un escenario u otro de la planificación. Por eso el club y Sipahi se han dado una prórroga para tratar su relación, ya que este 30 de junio cumplía el plazo con el que la entidad contaba para renovarlo de forma unilateral.

El base ya expresó en su país su deseo de seguir en el Betis, pero debe encajar primero en el plan deportivo y, después, en la economía de guerra que plantea el club, de manera que las cifras pactadas el verano pasado no cuadraban con lo que se baraja para el próximo curso.

El jugador empezó a un buen nivel su primera experiencia fuera de Turquía, pero dio un bajón y el equipo lo notó, cambió su forma de juego para ser un base más director de juego y luego pasó a tener un papel secundario con AJ Slaughter como uno titular. Por todo ello hay dudas en el Betis, que sigue como principal objeto de deseo negociando la continuidad de Slaughter.

El estadounidense, con pasaporte polaco, firmó el pasado verano un 1+1, pero en su caso, al contrario que Sipahi, sí tenía una opción de corte en sus manos a bajo precio. Por eso, aunque la fecha tope para hacer efectiva la prórroga de un año más es también el 30 de junio, la entidad negocia un nuevo contrato y no una prórroga.

Puede repetir la fórmula usada con Obi el año pasado, cuando lo cortó aun teniendo la posibilidad contractual de renovarlo y después firmó un nuevo contrato (1+1) y es otro de los que el club sigue meditando si renovar o no. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios