Coosur Real Betis

Ndoye ya es oficial y no es el único

  • El club anuncia el consabido fichaje del pívot, al que seguirá el de Ouattara y la renovación de Borg

Ndoye trata de anotar en un partido de esta campaña de la Eurocup ante Cain, del Brescia italiano. Ndoye trata de anotar en un partido de esta campaña de la Eurocup ante Cain, del Brescia italiano.

Ndoye trata de anotar en un partido de esta campaña de la Eurocup ante Cain, del Brescia italiano. / Eurocup

Youssou Ndoye ya es jugador del Betis Baloncesto. El pívot senegalés se estrenará en la Liga Endesa con la camiseta verdiblanca en la 2020-21, fecha hasta la que se ha comprometido con el club sevillano, que hizo oficial un fichaje que era un secreto a voces por una campaña. Si sale bueno, tocará ser veloz para que un conjunto mayor no se lo lleve gratis.

El senegalés, que el próximo 15 de julio cumplirá 29 años, llega procedente del Nanterre, equipo de la máxima categoría francesa, en el que promedió en su última temporada 9,3 puntos, 4,9 rebotes y 11 de valoración.

El primer fichaje del Betis cara al próximo curso disputó con su selección el último Mundial de China y alcanzó la medalla de bronce en el Afrobasket de 2017. Con el conjunto galo, en el que coincidió con el base cedido por el Betis Tony da Silva, debutó esta misma campaña en la Eurocup, competición en la que disputó 10 partidos firmando ocho puntos, 4,3 rebotes y 10 créditos de valoración de media.

El cinco (2,13 metros) viene a aportar una solidez en la pintura de la que el Betis careció esta campaña. El flojo inicio de Niang, que fue de menos a más en la competición, la querencia de Whittington a jugar por fuera y la incorporación de Izundu, que demostró no tener el nivel ACB al contrario que un Tunde al que no se le dio la oportunidad y ha demostrado en la fase final de la ACB con el Andorra tener un hueco, hicieron que la entidad tuviera que reforzarse en el mercado con un viejo conocido como Jerome Jordan, que tampoco seguirá pese a cumplir en su segunda etapa en Sevilla.

Ndoye, al que el club prohibió hablar con este periódico, es un jugador fuerte y potente que, pese a su altura y corpulencia, tiene una buena movilidad y un buen tiro de media distancia. Sin embargo, un juego interior con él y Niang, que tiene contrato en vigor, se queda corto, a priori, y el Betis busca otro jugador que complemente a la pareja dada la importancia que tiene una posición que es clave en la ACB.

Igualmente atado por el cuadro heliopolitano está el fichaje de Ouattara, procedente también del Mónaco francés, mientras que Pablo Almazán ya renovó por dos temporadas y Borg seguirá sus pasos. Si el deseo de Curro Segura es mantener al menos a la mitad de la plantilla, la entidad deberá hacer un esfuerzo por retener a Slaughter y seguramente decidirse entre Nacho Martín u Obi; y Oliver o Sipahi. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios