Obradoiro-Coosur Real Betis | La previa Santiago, ¿el punto de inflexión?

  • El Betis visita al Obradoiro, un rival directo, en busca de su primer triunfo a domicilio para seguir la escalada

Malmanis, Niang y Nacho Martín atienden a las instrucciones durante un entrenamiento en SanPablo. Malmanis, Niang y Nacho Martín atienden a las instrucciones durante un entrenamiento en SanPablo.

Malmanis, Niang y Nacho Martín atienden a las instrucciones durante un entrenamiento en SanPablo. / José Ángel García

Para caminar por esta competida Liga Endesa con ciertas garantías hay que ganar a domicilio de vez en cuando. Recuperar como visitante las victorias inesperadas que se hayan escapado en casa. Y el Coosur Real Betis tiene algunas de ésas, como el duelo ante el Zaragoza, y lejos de San Pablo también se le fueron entre las manos opciones de ganar en Vitoria o Tenerife. Toca estrenarse ya fuera y la visita (12:30) a un rival directo como el Obradoiro es el mejor momento para estrenarse esta campaña como visitante.

Siempre guerrillero en el Multiusos Fontes do Sar, que el cuadro gallego sea el peor local hasta el momento no es un dato muy fiable, ya que sus tres derrotas caseras fueron ante el Baskonia, el Real Madrid y el Barcelona, estas dos últimas igualadas, como ajustados fueron también sus triunfos ante el Bilbao (98-96 en la prórroga) y el Andorra (75-73).

Es de esperar este mediodía otro duelo igualado, alejado de las últimas visitas del cuadro sevillano a Santiago, donde ha tenido una desventaja media de casi 20 puntos en sus cuatro visitas más recientes. No en vano, el cuadro hispalense está demostrando, pese a las derrotas, un carácter competitivo que ha exhibido la mayoría de partidos de esta campaña y ahora, en una cita clave ante un igual, puede dar un paso adelante en la clasificación igualando en la tabla al Obradoiro con sus cuatro victorias. Y de paso le permitiría recibir al Real Madrid la próxima semana sin tantas urgencias por ganar.

Hace más de cinco años, desde mayo de 2014 con Aíto (2013-14), que el equipo sevillano no gana en Santiago

El equipo de Moncho Fernández es impredecible. Cuenta con jugadores de esos capaces de ver la canasta como una piscina en un buen día como Fletcher Magee, referencia exterior (6/11 en triples en su último partido en casa) en lo que Vasileiadis termina de recuperarse de su lesión en la muñeca, o un Álvaro Muñoz que va asumiendo más responsabilidades.

Pero el hombre de moda en Santiago es Kravic (15,3 puntos y siete rebotes de promedio). Un pívot a la antigua usanza, de bailes en la pintura y ganchitos junto al aro ante el que Niang deberá hacerse más grande bajo el tablero e Izundu esconder sus manos para no regalar faltas inútiles. Eso sí, Whittington puede sacar partido de su emparejamiento, como hizo con Shermadini, obligando al serbio a salir para tapar los lanzamientos exteriores del interior verdiblanco.

Alineaciones posibles. Fuente: ACB. Alineaciones posibles. Fuente: ACB.

Alineaciones posibles. Fuente: ACB. / Dpto. de Infografía

En la dirección Sipahi puede volver a sacar rentabilidad de su físico ante un viejo conocido de la afición hispalense como Calloway y Pepe Pozas. Sin embargo, está siendo Oliver quien marca el ritmo de los béticos en ataque, a los que no vendría mal reencontrarse de nuevo con la mejor versión de AJ Slaughter, desaparecido en combate desde la salida de KC Rivers. Ante el conjunto que más puntos encaja de la liga (88,9) es una buena ocasión para que el escolta recupere la confianza perdida, ya que desdeña lanzamientos que en circunstancias normales no dejaría escapar y presa de la ansiedad por sumar toma otras elecciones de tiro sumamente malas.

Mantener la intensidad en defensa mostrada ante el Estudiantes será tan importante para el conjunto de Curro Segura como controlar el rebote, pues enfrente tendrá al tercer mejor equipo en rebotes ofensivos (12,3), aunque en su canasta es como el Betis y concede demasiados al rival, algo de lo que podría aprovecharse el plantel sevillano para volver a ganar en Santiago más de cinco años después de que lo hiciera por última vez con Aíto García Reneses al mando.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios