Betis Energía Plus

Los cupos de formación, el primer reto

  • La elección de estos jugadores marcará el resto de la planificación

Pablo Almazán trata de zafarse de la defensa del jugador del Força Lleida Kyei. Pablo Almazán trata de zafarse de la defensa del jugador del Força Lleida Kyei.

Pablo Almazán trata de zafarse de la defensa del jugador del Força Lleida Kyei. / Víctor Rodríguez

Andan trabajando a todo ritmo Juanma Rodríguez, director deportivo, Curro Segura, entrenador, y Asier Alonso, secretario técnico, para confeccionar la plantilla del Betis Energía Plus en su regreso a la ACB. Una vuelta que debe servir para asentarse en la categoría e iniciar un crecimiento sostenido. Es momento de zambullirse en el mercado, de hacer el trabajo previo para que cuando acabe la liga y los plazos del derecho de tanteo arranque comenzar a cerrar operaciones.

Y entre ellas en el conjunto verdiblanco se priorizará avanzar con los cupos de formación. Es un mercado limitado y costoso, sobre todo cuando el objetivo inicial es, según Juanma Rodríguez, que tengan un papel importante en el equipo.

La tentativa sobre Burjanadze ya dio una idea sobre el plan que manejan los directivos béticos, aunque el georgiano , que valoró la propuesta, se habría decidido por un proyecto más consolidado –pese a los sufrimientos de esta campaña– y con más músculo económico como el del Gran Canaria. A Sevilla el interior iba a venir con un rol de titular y galones. No todos serán así, pero la intención es formar un buen grupo de nacionales que sean nombres importantes en la confección del equipo y no meras incorporaciones para cumplir con la norma.

De los que ascendieron quedan tres por resolver su futuro y quizá Pablo Almazán sea el que tenga más opciones de continuar. Capitán y extensión de Curro Segura en la pista, su capacidad defensiva es algo que valora el técnico y es difícil de encontrar nacionales con un físico similar en esa posición.

En el aire estaría Lluís Costa. Hay bases nacionales en el mercado como Bellas (que tiene contrato con el Fuenlabrada), por el que Juanma Rodríguez ya se interesó el pasado verano, o Dani Pérez, que al descender con el Gipuzkoa no está sujeto al derecho de tanteo. Pero son nombres muy parejos al nivel del catalán, que con la renovación ya acordada con el club resultaría más barato que ejecutar cualquier fichaje. Más dudas presenta Malmanis, que no ha llegado a romper como se esperaba este curso en la LEB Oro y casi siempre estuvo por detrás en la rotación de un Obi que también podría quedarse.

La idea de Segura es contar con una plantilla amplia de nuevo, a ser posible de 12 jugadores desde el inicio, por lo que al menos deberá contar con cuatro cupos de formación, ya que ningún canterano tendrá ficha del primer equipo. De hecho, tanto Juanma Rodríguez como Asier Alonso hablaban en sendas entrevistas de que los jugadores de formación marcarán la confección de la plantilla: "En las dos últimas campañas en la ACB en el Betis esos cupos eran jugadores con una relevancia menor. Nuestra idea es que tengamos nacionales importantes. Si no, también podremos mirar algún joven con un rol de menos importancia de inicio, pero con capacidad para ganarse los minutos con su talento", afirmaba el primero mientras que Alonso añadía: "Estamos mirando los cupos. Tenemos que ver dónde los metemos para ver cómo y dónde tienen cabida el resto. Hasta que no sepamos qué cupos vamos a tener...". 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios