Coosur Real betis

Entre el parón y el apagón

  • La reacción maña empezó antes del problema con la mesa, con tres pérdidas consecutivas sin Rivers en pista

  • Demasiados triples encajados en todos los partidos

Whittington trata de anotar ante Justiz. Whittington trata de anotar ante Justiz.

Whittington trata de anotar ante Justiz. / José Ángel García

Tras su segundo robo consecutivo Borg encaró la canasta para machacar y poner el 51-35 en el marcador en el minuto 28. Medio triunfo en el bolsillo. Pero el bolsillo tenía un agujero enorme por el que se fue perdiendo toda la renta a base de triples y ataques desorganizados ante la zona de un Zaragoza que nunca bajó los brazos para acabar llevándose el triunfo de San Pablo.

Curro Segura, técnico verdiblanco, también miró a otra causa tras el partido. A menos de un segundo del final del tercer cuarto una falta de Justiz sobre Conger fue el inicio del lío, pues el choque estuvo detenido más de cinco minutos entre poner el reloj de tiempo y todos los datos de los jugadores de manera correcta en el marcador. "El parón afectó hasta el punto de reventarte. Parece increíble que en la era de la tecnología, donde todo es digital, no tengamos una instalación que pueda poner 0,9 segundos en el reloj directamente sin tener que empezar. Hay que hacérselo mirar", señaló el preparador verdiblanco. La ACB ha integrado esta campaña cambios en la estadística y parece que en la mesa les está costando hacerse con ellos, hasta el punto de que ya en el amistoso con el Zenit también hubo errores y a los maños le pusieron dos puntos menos en el primer cuarto para sumárselos en el segundo.

Al término del encuentro Juanma Rodríguez también pedía explicaciones a los responsables y no entendía el vetusto funcionamiento del marcador, que impedía poner directamente los 0,9 segundos que quedaban sin tener que hacer una cuenta atrás desde el inicio mucho más larga.

Pero que el parón pudiera afectar es una banal excusa a una concatenación de errores de un Betis que se vio ganador antes de tiempo. Tras el parón llegó el apagón. Con ese +16 en el marcador se fue Rivers al banquillo ovacionado. Cuando más enchufado estaba se enfrió de nuevo. Tampoco salió de inició en el último cuarto y no se levantó hasta que quedaban seis minutos para el final. Acabó con 28.43 minutos, pero jugando un partido por semana se le podría exprimir más. Lo de las rotaciones funcionó el año pasado, pero la ACB es otro nivel y habría que exprimir a los titulares al máximo.

Es cierto que un análisis a posteriori es ventajista, pero no lo es menos que cuando el Zaragoza se vino arriba el Betis no cambió nada. Rivers sufría en defensa con Benzing y Pablo Almazán no se levantó del banquillo. El Betis se atascó en ataque contra una zona y en cambio siguió defendiendo de manera individual aun cuando la lluvia de triples no le cesaba. El tercer acto lo acabaron los maños con un 3/14 desde el perímetro y en el último cuarto firmaron un 6/10. Es recurrente la feble defensa exterior, pues el Valencia firmó un 11/27 (41%), el Joventut un 13/32 (41%) y el UCAM logró un 14/31 (45%). 

Albert Oliver es defendido por el jugador del Zaragoza Krejci. Albert Oliver es defendido por el jugador del Zaragoza Krejci.

Albert Oliver es defendido por el jugador del Zaragoza Krejci. / José Ángel García

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios