Araberri-Betis Energía Plus | LEB Oro Ambición, con A de Araberri

  • Con el récord de triunfos consecutivos en el bolsillo, una cómoda ventaja sobre el segundo y la Copa Princesa en el horizonte, el Betis no puede olvidarse de que la liga no para

  • El conjunto vitoriano estrena técnico en el banquillo, Manuel Povea, tras la destitución de Antonio Herrera

Stainbrook y Borg bromean durante un ejercicio realizado en un entrenamiento en San Pablo. Stainbrook y Borg bromean durante un ejercicio realizado en un entrenamiento en San Pablo.

Stainbrook y Borg bromean durante un ejercicio realizado en un entrenamiento en San Pablo. / José Ángel García

Arranca febrero y con él se inicia la cuenta atrás del Betis Energía Plus. Queda una semana para disputar la Copa Princesa ante el Bilbao en un San Pablo que presentará la mejor entrada de la temporada en busca del primer título (aunque sea menor es un título) de la entidad, pero también se empiezan a tachar las jornadas para la conclusión de la LEB Oro, que de momento domina el cuadro sevillano con puño de hierro. Con cinco triunfos de ventaja sobre sus perseguidores, todo está de cara, pero la tropa de Curro Segura no puede despistarse y debe mantener la ambición que ha demostrado hasta ahora para lograr ese récord de victorias consecutivas (van 17) que se le metió entre ceja y ceja de puertas para adentro.

Y ahora el cuadro hispalense buscará la decimoctava para desde mañana centrarse en la Copa Princesa con los deberes hechos y las mejores sensaciones posibles. Para ello necesitará tirar de esa ambición exhibida hasta ahora ante todos sus rivales, da igual si pequeños o grandes. No levantar el pie del acelerador es lo que lo ha llevado a mandar en la competición y jugar con todo en la visita al Araberri debe ser lo único en la cabeza de los verdiblancos. Ni Copa, ni el colchón que tiene en la liga, ni la clasificación del rival, penúltimo. Ambición con A de Araberri. Sólo cabe eso.

Porque quedan 14 jornadas y empieza esa cuenta atrás que acerque al equipo a la ACB. Quedan 14 jornadas y es el momento clave para apretar, ya que tras la visita a Mendizorroza llegarán varias salidas complicadas para un Betis al que le quedan seis encuentros en su inexpugnable (hasta el momento) fortín de San Pablo y ocho desplazamientos entre los que se encuentran Palma, Bilbao, Palencia y Melilla, entre otros.

Manuel Povea debuta en el banquillo vitoriano en lugar del sevillano Antonio Herrera

Por todo ello, el choque con el Araberri es más importante de lo que parece. Mantener la tensión ante un conjunto que es penúltimo y acumula ocho derrotas de sus últimos nueve partidos será fundamental para evitar sustos, algo factible ante un rival que cuenta con el máximo anotador de la competición, Junior Robinson, y que encima es todo una incógnita al estrenar técnico en el banquillo. El cordobés Manuel Povea se estrena en sustitución del sevillano Antonio Herrera, destituido este jueves. Ya salvó la cabeza hace tres jornadas cuando ganó en Melilla acabando con una racha de seis derrotas, pero dos tropiezos más lo sentenciaron antes de la visita del líder, aun teniendo a un equipo cogido con alfileres en la pomada por la salvación.

Alineaciones posibles. Fuente: LEB ORO. Alineaciones posibles. Fuente: LEB ORO.

Alineaciones posibles. Fuente: LEB ORO. / Dpto. de Infografía

Centrar la atención en frenar a Robinson, que promedia más de 21 puntos por partido, no debe ser una obsesión para los béticos, ya que el cuadro vitoriano cuenta con otras alternativas como Niksha o Kamba que le pueden amargar la tarde a cualquiera si tienen su día. Además, el Araberri ha añadido por dentro solidez a su juego con Portález, que suma rebotes y puntos al juego vasco, y el base Artamonov le da descanso a un Robinson que hasta su llegada casi no se sentaba en el banquillo. Dani Rodríguez y Lluís Costa sufrirán ante el eléctrico y menudo base norteamericano, pero en ataque deberán buscar el uno contra uno, pues flaquea en defensa, para generar ventajas. Algo que deben hacer también los pívots, ya que los interiores locales tienen poco peso en el conjunto. O al menos lo tenían. El Araberri es una incógnita. El Betis, sin embargo, no debe serlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios