Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Los nuestros: Javi García. Remero del Club Náutico

Un sevillano con Tokio entre ceja y ceja

Un sevillano conTokio entre ceja y ceja Un sevillano conTokio  entre ceja y ceja

Un sevillano conTokio entre ceja y ceja

Comentarios 1

Aunque es sabedor de la dificultad que entraña el reto, Javi García (Sevilla, 1992) quiere estar en los Juegos de Tokio 2020. Tiene tan clara su meta que ésta aparece escrita en su perfil de Whatsapp. En principio, se está preparando para el dos sin timonel junto a su compañero Jaime Canalejo. "Creo que si seguimos en esta línea vamos a tener posibilidades de ir", asegura.

A pesar de su juventud, Javi ya cuenta con un extenso historial competitivo. Si se inició en el remo a los 11 años, a los 16 recibió la primera llamada de la selección española. Y solamente un año después consiguió un bronce en el campeonato del mundo juvenil disputado en Racice (República Checa) en 2010. "Ésa fue mi primera medalla internacional", recuerda con cariño.

Desde entonces, Javi ha participado en cuatro mundiales sub- 23, cuatro mundiales absolutos y cinco campeonatos de Europa, logrando seis metales.

"Una de las cosas más importantes para conseguir resultados es la confianza que hay en el compañero de al lado"

Con su club de toda la vida, el Náutico, también acumula éxitos por doquier. Hace sólo unas semanas, de hecho, logró dos oros y un bronce en el campeonato de España absoluto, celebrado en Banyoles (Gerona). Los primeros puestos vinieron en regatas de dos y cuatro remeros, las modalidades en las que más ha competido Javi. "Sobre todo, en cuatro sin timonel", subraya.

Para él, que entrena seis días a la semana -de lunes a sábado-, y algunos de ellos mañana y tarde, el remo es casi una forma de vida. Cuando se le pregunta qué tiene su deporte de especial, habla de "compañerismo y unión". Y no parece palabrería. "Porque una de las cosas más importantes para conseguir resultados en el remo es la confianza que hay que tener en el compañero que tienes al lado", explica.

Es consciente, además, de que el Guadalquivir es un escenario inmejorable para la práctica. "Tenemos la suerte de tener un río en Sevilla que no tiene corriente y en el que tenemos siete kilómetros para remar", recalca. "Es la razón por la que la selección española se concentra la mayor parte del tiempo aquí y por la que lo hacen muchas otras selecciones. En pocos sitios tienen un río como éste", argumenta.

Asimismo, después de "15 ó 16 años" en el mundo del remo, Javi sabe perfectamente en qué espejo mirarse. "El primer referente que se me viene a la cabeza es el dos sin timonel de Nueva Zelanda, que en los últimos años ha sido el top del remo mundial. Son Eric Murray y Hamish Bond, que lo han ganado todo", apunta.

A nivel nacional, no tiene ninguna duda y pone las miras en José María de Marco. Destaca que ha sido varias veces olímpico o sus medallas en campeonatos del mundo, pero "sobre todo era la mentalidad la constancia que tenía entrenando", explica.

En cuanto a entrenadores, pone en relieve la labor de David Cifuentes, del Náutico. "Fue el primero que realmente me marcó, y ahora tengo claro que sin él no habría llegado a donde estoy a día de hoy", valora.

También cita a Gaspar Company y Pol Gené, de la selección española de remo. "Ellos son los que nos están ayudando en nuestro camino hacia los Juegos", dice Javi, que tiene Tokio entre ceja y ceja. Sabe muy bien que la ventana olímpica sólo se les abrirá a él y a su compañero Jaime si entrenan sin desistir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios