Fútbol

El termómetro de la jornada 12 de la Liga Santander

  • Suben grados Atlético, Real Madrid, Cádiz y el Betis, los bajan Barcelona, Huesca y Osasuna

Vinicius celebra su gol Vinicius celebra su gol

Vinicius celebra su gol / Efe

Suben

- Thomas Lemar: con pocos futbolistas tuvo más paciencia Diego Pablo Simeone. Los fichajes que pidió que no funcionaron no aguantaron tanto como Lemar, a quien siempre tuvo fe y el tiempo parece darle la razón. Muchos le daban por imposible pero en los buenos tiempos del Atlético de Madrid, con viento a favor, ha aparecido una identidad parecida al jugador que llamó la atención. No marcaba desde el 20 de abril de 2019 y abrió el camino al triunfo en un partido que se atascaba ante el Real Valladolid.

- Vinicius Junior: en tiempos de crisis madridista ya es un clásico que aparezca Vinicius al rescate y se convierta en referente. Lo fue en el triunfo que levanta el vuelo del equipo de Zinedine Zidane en el estadio Ramón Sánchez-Pizjuán y corta su mala racha. El brasileño la pidió siempre, encaró y aportó algo diferente en un ataque con poca pegada. Acarició la pelota para ser decisivo cambiando la trayectoria y provocando que Bono la desviase dentro de su portería en la acción que decidió el duelo. Reclamó el gol que tanto necesita pero el colegiado se lo otorgó al portero sevillista. No ensombrenció su buena actuación.

- Cádiz: el primer triunfo de local en Liga del equipo de Álvaro Cervera estaba reservado para un duelo grande, ante el Barcelona. Desde la renuncia a la posesión demostró como se puede dañar a un rival que te supera en calidad. Los goles de Álvaro Giménez y Negredo, con regalos defensivos barcelonistas, dejan al equipo gaditano a las puertas de los puestos de la Liga de Campeones, siendo un recién ascendido que firma historia en su ansiado regreso a la elite del fútbol español.

- Borja Iglesias: puso fin a una racha eterna sin marcar para ayudar a la reacción del Real Betis en El Sadar. Un delantero vive del gol y el 'panda' llevaba 25 partidos sin saborearlo. No lo hacía desde el 19 de enero, lo que había provocado una caída en picado de su importancia tras llegar como fichaje estrella y pasar a ser suplente habitual con encuentros sin recibir un solo minuto. Ante Osasuna marcó a los cuatro minutos de pisar el césped en un momento que debe ser punto de inflexión.

 Bajan

- Leo Messi: de nada sirvió el descanso en Liga de Campeones que Ronald Koeman concede a su estrella en busca de su mejor versión para levantar el vuelo en Liga. Messi está desconocido y el Barcelona lo acusa. Apenas aparece, no ejerce del líder que levanta a su equipo cuando vienen mal dadas y, a domicilio, comienza a decir adiós a la Liga. Nunca antes había perdido tantos balones Leo en un partido, hasta 29, y su poder determinante se ha empequeñecido lejos del Camp Nou. Sumado a los graves errores defensivos de sus compañeros dejan a doce puntos la distancia con el líder.

- José Manuel Rodríguez 'Chema': pasado de revoluciones en su regreso al Ciudad del Valencia para medirse a su ex equipo, el Levante, condicionó el partido para el Getafe nada más comenzar. Levantó en exceso su bota impactando con los tacos en el pecho de Dani Gómez. Gol en contra y posterior expulsión tras la revisión del VAR que convirtió la amarilla en una justa cartulina roja que fue una losa imposible de levantar. Su reacción no fue buena. Aplaudió en la cara del colegiado y al llegar al cuarto árbitro le "palmeó la espalda" y le dije que son "buenísimos" como refleja el acta. Puede ser víctima de un duro castigo.

- Huesca: ni marcar tres goles en campo contrario le sirven al equipo de Míchel para firmar su primer triunfo de la temporada en LaLiga Santander. Cuando pierde su identidad con el balón es castigado con crudeza. Así le ocurrió en un partido que tenía ganado a dos minutos del final y que incluso pudo acabar perdiendo. Defendiendo mal acciones a balón parado recibió dos tantos y la madera le salvó en el tiempo añadido. "Es un empate que sabe a derrota", dijo el técnico con el mismo mal sabor de boca que sus futbolistas.

- Jagoba Arrasate: sufre el momento más duro desde que es entrenador de Osasuna, sin encontrar el camino de la reacción de un equipo que cae al descenso por su mala racha y que perdió su poder intimidatorio en El Sadar. Solo un punto de los quince últimos plasman su desplome. Con ocho goles en once es el peor ataque de LaLiga Santander y ponen en entredicho la labor de su entrenador, son vencer desde el 24 de octubre. La visita al Real Valladolid será clave para el futuro del técnico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios