Economía

Abengoa se pone al día en el pago de las nóminas pese a las amenazas de quiebra

Protesta de los sindicatos ante la sede de la presidencia de la Junta de Andalucía, el pasado 9 de octubre. Protesta de los sindicatos ante la sede de la presidencia de la Junta de Andalucía, el pasado 9 de octubre.

Protesta de los sindicatos ante la sede de la presidencia de la Junta de Andalucía, el pasado 9 de octubre. / José Manuel Vidal · Efe

Abengoa está al día en el pago de las nóminas de su más de 14.000 empleados, según confirmó a este diario la propia empresa, todo ello pese a que lleva meses amenazando con declararse en quiebra por falta de liquidez si la Junta de Andalucía no cede y participa en el rescate firmado el pasado 6 de agosto.

Hasta hace pocas semanas, la multinacional sevillana debía a las plantillas de su grupo de empresas una parte de la paga extraordinaria de verano y sí había abonado los salarios mensuales ordinarios. Ese débito se mantuvo al menos hasta después del 9 de octubre, fecha de la protesta de los representantes de los trabajadores ante el Palacio de San Telmo, en Sevilla, sede de la Presidencia del Gobierno andaluz, según confirmó también la compañía en aquellas fechas. 

A lo largo del mes de noviembre esa deuda con los empleados quedó totalmente abonada. Igualmente, a principios de esta semana se ha procedido al pago de la nómina de noviembre. Con lo que los pagos a la plantilla están al día a fecha de hoy, según relataron distintos trabajadores y corroboró la propia compañía.

Esta normalidad en los pagos contrasta con la reiteración en los avisos desde la dirección de Abengoa, cuyo consejo cesó en la junta general de accionistas extraordinaria del pasado 17 de noviembre, de que tenía graves problemas de liquidez y que le urgía implementar el rescate firmado el pasado 6 de agosto. La apelación a la liquidez y a la falta de avales que dañaba la viabilidad de la empresa es un argumento que ha utilizado en cada prórroga concedida por los acreedores para extender el plazo para que la Junta andaluza aportase 20 millones de euros.

El destituido consejo de Abengoa incluyó la participación de la Administración autonómica en el contrato de agosto sin un compromiso formal de ésta de que aportaría la ayuda que se le reclamaba, financiación por 20 millones de euros para obtener lo que la reestructuración pendiente de ejecutar denomina "nueva liquidez".

Esas amenazas de quiebra se mantuvieron hasta el 12 de noviembre, fecha en la que la empresa comunicó a la CNMV la última extensión del plazo de la condición suspensiva del contrato que se refiere a la participación de la Junta e impuesta desde el Gobierno central, que además ha señalado antes y después de esa fecha que no participará en el rescate si no lo hace el Ejecutivo andaluz.

Esa prórroga expiró el mismo día 17, fecha en la que el rescate está en un limbo. Como ya publicó este diario, varios acreedores se han negado a volver a extender y están molestos por la actuación del ex presidente de Abengoa S. A., Gonzalo Urquijo, en la junta general de ese día, que ha provocado que la matriz del grupo esté en situación de acefalia. El contrato de ese rescate, además, caduca el próximo domingo 6, al cumplirse cuatro meses de la firma, aunque las partes puede pactar una extensión.

Fuentes conocedoras de la situación confirmaron a este diario que los acreedores y la dirección destituida, que sigue al frente del grupo en la filial Abenewco 1, de la que dependen todos los negocios, actos y empleos, negocian sobre cómo salvar ese rescate, aunque también admiten que existen grandes dificultades.

De fondo, pesa la lucha que los accionistas minoritarios mantienen para hacerse con el control del grupo, lo que Urquijo impidió con un ardid legal en la junta del día 17 de noviembre. Esa lucha debe dirimirse en la nueva junta general convocada para los próximos días 21-22, en los que los propietarios deben optar por una consejo de tres miembros propuesto por la dirección destituida y que son expertos en concursos de acrredores y liquidación de empresas, o la que proponen los minoritarios para intentar un salvamento que no liquide a la matriz del grupo, fundada en Sevilla en 1941 por los ingenieros Javier Benjumea Puigcerver y José Manuel Abaurre Fernández-Pasalagua, junto con tres amigos y otros familiares.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios