Economía

Abengoa retribuyó con 23,9 millones a Sánchez Ortega y Benjumea en 2015

  • El ex presidente recibió 15,6 millones, tres veces más que en 2014, mientras que el ex consejero delegado obtuvo 8,3 millones

El presidente de Abengoa hasta septiembre de 2015, Felipe Benjumea, y el consejero delegado hasta mayo de ese año, Manuel Sánchez Ortega, obtuvieron entre ambos una retribución de 23,98 millones de euros durante el pasado ejercicio por el desempeño de sus funciones y por el cobro de indemnizaciones.

Esta retribución total la obtuvieron en el año en el que Abengoa solicitó el preconcurso de acreedores. La compañía repartió además en 2015 un bonus por valor de 10,7 millones de euros entre sus consejeros ejecutivos por el cumplimiento de los objetivos fijados para el ejercicio 2014.

En el caso de Benjumea, recibió un total de 15,6 millones en el ejercicio 2015, tres veces más que los 4,48 millones obtenidos un año antes. Por el desempeño de sus funciones hasta septiembre, obtuvo 814.000 euros de sueldo, además de otros 68.000 euros en dietas y 3,3 millones en concepto de remuneración variable.

Además, la empresa también le pagó 4,48 millones de euros de indemnización por "cese anticipado y pacto de no competencia poscontractual", así como otros siete millones al amparo de la bonificación por permanencia que tenía reconocida en su contrato con la sociedad.

El cese de Benjumea, indica la propia Abengoa en su informe de remuneraciones remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), se produjo por tratarse de una "exigencia innegociable" de los bancos encargados de la ampliación de capital que por entonces preparaba la compañía.

El ex presidente trabajó además hasta el 1 de marzo de 2016 como asesor del consejo de administración. Tras desvincularse de la empresa, Felipe Benjumea, que está siendo investigado por la Audiencia Nacional por su gestión en Abengoa, renunció a recibir remuneración por estas labores de asesoramiento entre finales de 2015 y comienzos de 2016.

Por su parte, al ex consejero delegado Manuel Sánchez Ortega obtuvo un total de 8,38 millones durante el ejercicio 2015, frente a 4,48 millones un año antes. De este importe, 4,48 millones corresponden a la indemnización, 3,3 millones a la retribución variable a corto plazo, 543.000 euros al sueldo y 57.000 euros a dietas. Sánchez Ortega dimitió el 18 de mayo de 2015 de su puesto como consejero delegado y fue sustituido por Santiago Seage, quien posteriormente asumió la máxima responsabilidad en Abengoa Yield. En julio de 2015, Sánchez Ortega abandonó el consejo de administración.

Al margen de estos importes, Abengoa repartió 2,1 millones de euros en primas de seguros de vida y de accidente entre seis consejeros ejecutivos, incluidos Benjumea y Sánchez Ortega, quienes recibieron por este concepto 400.000 y 300.000 euros, respectivamente.

En cuanto al sucesor de Felipe Benjumea como presidente de la multinacional andaluza, José Domínguez Abascal, quien abandonó su cargo recientemente, disponía del derecho a percibir, como compensación excepcional correspondiente a 2016, una cantidad similar al importe bruto de su remuneración fija anual de 700.000 euros o la reintegración a su puesto de trabajo anterior. Como no se dieron las condiciones para obtener los 700.000 euros, ya que entre ellas figuraba el cierre definitivo de los acuerdos con los acreedores para evitar el preconcurso, el ex presidente reclamó acogerse a la segunda opción, la de recuperar su puesto anterior.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios