Economía

Airbus renuncia a las ayudas de España y Francia para que EEUU quite los aranceles a productos como el aceite andaluz

Un A350 XWB en su versión más grande. Un A350 XWB en su versión más grande.

Un A350 XWB en su versión más grande. / IAN LANGSDON / Efe

Airbus ha dado un paso al frente para intentar acabar con la eterna guerra legal que mantiene con Boeing, su máximo competidor, sobre las respectivas ayudas públicas que reciben cada una de las compañías.

Hoy mismo, el consorcio europeo ha anunciado que renuncia por voluntad propia a las condiciones preferentes en los créditos concedidos por España y Francia para el desarrollo y construcción de su avión A350 XWB.

Las condiciones ventajosas de estos créditos fueron consideradas como ayudas ilegales por la Organización Mundial del Comercio (OMC) hace unos meses, lo que rápidamente la administración de Donald Trump aprovechó para imponer aranceles a una larga lista de productos europeos valorados en miles de millones de euros.

En Andalucía, estas nuevas tasas por parte de Estados Unidos afectaban primordialmente a productos agrarios, como las aceitunas o el aceite, lo que ha provocado muchas quejas por parte de los productores andaluces de estos alimentos por sufrir los efectos de un conflicto en el que no han tomado parte.

Amenazas

Así, este movimiento por parte de Airbus, que se ha resistido a realizarlo durante años, ya que considera que las ayudas no son más ilegales que las que recibe Boeing cada año por parte del Gobierno de EEUU, llega después de que Washington amenazara con aumentar de nuevo los aranceles en agosto. Algo a lo que la OMC no se oponía.

Ahora, Airbus tendrá que pagar un coste significativamente mayor por los créditos recibidos por España y Francia para el desarrollo del A350 XWB, el avión más moderno de la compañía.

Una nueva complicación que se une a la difícil situación que está atravesando la empresa desde que la crisis sanitaria del Covid-19 haya provocado la mayor caída del tráfico aéreo de la historia en tan sólo tres meses.

Airbus ya había hecho un movimiento similar con las ventajas que recibía de Alemania y el Reino Unido, pero no había surtido efecto.

Según la empresa, ahora los contratos se ajustan a lo que la OMC considera "unas referencias adecuadas", que autorizó en octubre a Estados Unidos a imponer sanciones a productos europeos por unos 6.500 millones de euros.

Está previsto que en el próximo otoño, la OMC comunique su dictamen sobre una denuncia de la Unión Europea por las ventajas ofrecidas a Boeing por las administraciones estadounidenses, que se estima en una cantidad aún más elevada que la que está sufriendo la UE a causa de Airbus.

EEUU, sin argumentos

"Es el paso final para acabar con la larga disputa, tras 16 años de litigios en la OMC", sentenció el CEO de Airbus, Guillaume Faury, tras el anuncio. Además, indicó que este movimiento es "una señal clara en apoyo para los que sufren el impacto severo de los aranceles.

Por su parte, la Comisión Europea (CE) considera que EEUU ya se ha quedado sin argumentos para mantener los aranceles. "Esto significa que la Unión Europea y los Estados miembros concernidos -Francia, España y Alemania- cumplen completamente las sentencias de la Organización Mundial del Comercio en el caso Airbus", indicó el Ejecutivo comunitario.

"Esto elimina cualquier base para que Estados Unidos mantenga sus contramedidas a exportaciones de la UE y crea un argumento sólido para un acuerdo rápido en la duradera disputa", aseguró el comisario europeo de Comercio, Phil Hogan, para agregar que "insistimos en que EEUU elimine estos aranceles injustificados inmediatamente".

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios