Economía

Airbus tacha de "exagerado" el ajuste de 3.600 empleos por el A400M y el A380

  • La empresa anunciará oficialmente mañana el recorte en toda Europa, que afectará con toda seguridad a Sevilla

  • UGT no descarta movilizaciones y CCOO prefiere esperar

Planta de Airbus en San Pablo (Sevilla), donde se ensambla el A400M. Planta de Airbus en San Pablo (Sevilla), donde se ensambla el A400M.

Planta de Airbus en San Pablo (Sevilla), donde se ensambla el A400M. / juan carlos vázquez

La sombra de un recorte de empleo en la factoría sevillana de San Pablo, donde se ensambla el A400M, se hace cada vez más grande. Este fin de semana, el semanario francés Challenges informó de un plan para prescindir o trasladar a 3.600 empleados vinculados al avión de transporte militar y al A380, algunas de cuyas partes se fabrican en las factorías de Cádiz. Son dos programas cuya cadencia de producción se ha reducido o se va a reducir, en el caso del A380 incluso a pesar del pedido de 36 aviones por parte de Emirates, que ha servido para salvar el programa pero no para elevar la producción.

Este lunes, Airbus salía al paso de esta información -que cita como principales afectadas a las fábricas de Sevilla, las de Bremen y Augsburgo en Alemania y la de Filton, en Reino Unido- con un comunicado de prensa en el que calificaba estas informaciones de "exageradas". La compañía muestra su pesar, sobre todo, por la filtración, ya que, según afirma, tiene "la política de tratar con sus representantes sociales todas cuestiones relacionadas con el empleo antes de comunicarlas públicamente". Por eso, "lamenta profundamente que se haya perturbado este proceso debido a una filtración a los medios que ha provocado afirmaciones exageradas sobre una supuesta reducción del empleo en sus cuatro países de origen". Aparte de la nota de prensa, Airbus ha remitido a la representación sindical un breve escrito, firmado por el director de Recursos Humanos, Thierry Baril, en el que pide disculpas por la filtración, pero en este caso en ningún momento se desmiente la información o se dice que es exagerada.

La filtración a una revista francesa provoca incertidumbre en los trabajadores de la firma

Airbus se remite, en cualquier caso, a una reunión clave que se desarrollará este miércoles en Toulouse (Francia) "para explicar las reducciones en los programas del A380 y A400M previamente anunciadas, y para debatir las implicaciones que puede tener esta situación en el empleo". En representación de la factoría sevillana acudirá, entre otros, Juan Rojo, miembro de la sección sindical de UGT FICA, quien se muestra preocupado y enfadado. Preocupado porque el recorte podría ser más fuerte de lo que se intuía en un principio -insiste en a ellos Airbus no les ha desmentido la información, lo cual no les tranquiliza- y enfadado por la filtración. "Tenemos una estructura en la que hay una representación a nivel europeo, un comité intercentros, y después lo hay por divisiones (comercial, helicóptero, defensa); no tiene sentido que con esta estructura nos enteremos antes por los medios de comunicación", afirmó. Como tampoco lo tiene, en su opinión, que "una empresa que triplicó beneficios respecto al año pasado se plantee ahora recortes de este tipo".

Rojo asegura que no se entendería que con una cartera de pedidos récord -pese a lunares como el A400M y el A380- Airbus acometiera expedientes para miles de trabajadores en toda Europa. A la espera de saber qué se anuncia en Toulouse este miércoles, ya avisa de que si se confirma una fuerte reducción de empleo, se plantearían movilizaciones. Antes de ello, apela al convenio colectivo -"un texto envidiable que cualquier trabajador desearía copiar y pegar en su empresa"- como arma para la negociación. El convenio da, por ejemplo, muchas facilidades y beneficios para la movilidad, una de las alternativas que plantea Airbus para minimizar el impacto en el empleo de la reducción de la cadencia del A400M, como ya manifestó su presidente, Tom Enders, en la presentación de resultados en Toulouse.

CCOO, por su parte, prefiere mantener la prudencia. Fuentes de este sindicato aseguran que prefieren evitar cualquier tipo de especulación y esperar al miércoles, cuando se producirá la reunión con Airbus. Interpretan que la filtración puede haberse realizado como globo sonda, y lo que no quieren es contribuir a una situación que "crea un estrés importante a los trabajadores y les genera mucha incertidumbre". CCOO quiere ver primero, y así lo ha decidido en el comité intercentros español, qué plantea Airbus y con qué medidas acompaña el posible ajuste y a partir de ahí expresar su toma de postura y contraofertar.

El A400M acumula un sobrecoste de 8.300 millones por los numerosos problemas del programa. El pasado mes de febrero llegó a un principio de acuerdo con los países contratantes para alargar el calendario de entregas, lo que conllevaría una necesaria reducción de la producción anual. De hecho, ya en 2018 está previsto que se ensamblen 15 aeronaves (frente a las 20 de 2017) y en 2019, 11, entre otras cosas para dar salida al stock almacenado tras los retrasos en las entregas por los problemas con las cajas reductoras de los motores.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios