Aeronáutica

Airbus expresa su optimismo sobre el A400M y ve “muy cercano” un nuevo pedido

  • El responsable de la división militar opina que tras el acuerdo de febrero y la reducción aplicada están mejor preparados para asumir carga de trabajo y dar continuidad al programa

  • Las condiciones laborales de la planta de San Plablo no cambirán porque el nuevo encargo no será muy numeroso

Planta de ensamblaje del avión militar A400M, en la planta de San Pablo de Airbus en Sevilla. Planta de ensamblaje del avión militar A400M, en la planta de San Pablo de Airbus en Sevilla.

Planta de ensamblaje del avión militar A400M, en la planta de San Pablo de Airbus en Sevilla. / Juan Carlos Vázquez

Airbus ve más despejado el futuro del programa del A400M. Dirk Hoke, consejero delegado de Airbus Defence and Space, la división militar y espacial de la multinacional europea , no dudó en afirmar en Londres, durante una jornada para informar a la prensa, que ahora es “optimista” sobre el futuro del gigante de la aviación militar que se ensambla en Sevilla.

Durante su intervención, Hoke defendió las capacidades del avión y señaló que el A400M es el mejor avión de su segmento. Y que pese a los errores y desafíos superados, ahora sus expectativas son optimistas y considera que un nuevo pedido adicional a los iniciales del programa está “muy cercano”.

El responsable del programa considera que tras la declaración de intenciones pactada en febrero pasado con los países cliente, y que dijo que habrá de firmarse como un acuerdo antes de final de año, y la reducción de la producción aplicada, ahora están preparados para recibir nuevos pedidos y que el programa tenga continuidad.

Respecto a las repercusiones laborales que para la planta de San Pablo, en Sevilla, puede tener estas novedades, Dirk Hoke quiso ser claro y cree que no variarán los planes previsto. Así, explicó que aiguen negociando con los sindicatos.

Sin embargo, la expectativa de que se cierre muy pronto nueva carga de trabajo, no añadirá un gran número de unidades. Hoke, alcaró a este periódico que las oferta que manejan no son de muchos aviones, entre cuatro y diez en el mejor de los casos. Pero reafirmó que los planes del programa “basará 2030 y más allá” están garantizados y por eso cree en el futuro del A400M. “Es una avión del que se hablará mucho”, dijo.

Sobre a las dudas lanzadas meses atrás por un informe del Gobierno alemán sobre las capacidades de respuesta del avión de carga militar, Hoke no le dio ningún importancia y recalcó que “no hay mejor avión que éste en su segmento”, y está seguro de que no habrá un modelo que compita con el A400M en los próximos 20 años.

Hoke también se refirió a la participa de España en el proyecto del futuro caza europeo, que de momento es sólo “país observador”. El CEO de la división de Defensa y Espacio dijo que el proyecto todavía está en una “fase muy inicial” —que lidera Francia y Alemania—, y no descarta que “otros países como España y Reino Unido” participen en una fase posterior. También espera que ese proyecto sea un gran impulso para el negocio militar de Airbus. 

El jefe del área de Defensa sostuvo que “no se quieren repetir errores del pasado” como los vividos con el A400M o el caza Eurofighter, con diversas naciones como clientes lanzadores y diferentes líneas de ensamblaje.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios