Economía

Airbus no garantiza el empleo en las plantas andaluzas en 2020

El responsable de la división civil de Airbus en España, Manuel Huertas, el presidente, Alberto Gutiérrez, y el responsable de helicópteros, Francisco Vergé, hoy en Madrid. El responsable de la división civil de Airbus en España, Manuel Huertas, el presidente, Alberto Gutiérrez, y el responsable de helicópteros, Francisco Vergé, hoy en Madrid.

El responsable de la división civil de Airbus en España, Manuel Huertas, el presidente, Alberto Gutiérrez, y el responsable de helicópteros, Francisco Vergé, hoy en Madrid. / R. E. (Madrid)

El mal rendimiento en cuanto a ventas de la división militar de Airbus en los últimos años van a comenzar a pasar factura en 2020. El pasado 17 de diciembre, el CEO de Airbus Defence and Space, Dirk Hoke, puso de manifiesto la necesidad de iniciar conversaciones con los representantes de los trabajadores para abordar una posible reducción de los costes e impulsar la competitividad.

Esta misma tarde, el presidente de Airbus España y máximo responsable del área de aviones militares de la compañía europea, Alberto Gutiérrez, no pudo garantizar el mantenimiento del empleo en las plantas de Andalucía y, especialmente en Sevilla, donde la mayor parte de la carga de trabajo está relacionada con programas de defensa.

"No lo sé", fue la resignada respuesta de Gutiérrez sobre si es posible mantener todos los puestos de trabajo en Andalucía dependientes de los programas militares durante 2020.

Sin más opciones

Según Airbus, el difícil contexto geopolítico de los últimos años ha impedido la finalización de varios procesos de venta de sus aviones, principalmente del A400M y del C295. Una carencia que la compañía ha ido salvando con todo tipo de medidas de "flexibilización" del trabajo como pasar empleados de los programas con menos ventas y producción a sus aviones comerciales, cuya dinámica en totalmente contraria.

A este respecto, fue muy importante el acuerdo alcanzado el pasado año con los países clientes iniciales del A400M, que permitió fijar un calendario de entregas menos ambicioso que garantiza la viabilidad del programa toda la próxima década.

Pero la imputación de pérdidas del programa a las cuentas del grupo año tras año y la falta de nuevas ventas está dejando a los responsables de Airbus sin muchas opciones para mantener en nivel actual del empleo. "Esperemos que sea algo coyuntural", afirmó Gutiérrez.

Sin ventas en el horizonte

De momento, el propio responsable de los aviones militares de la compañía calificó de poco probable de que el A400M sea comprado por los países que hasta ahora se habían mostrado interesados en 2020. "Siempre hay oportunidades y estos países siguen interesados", dijo Gutiérrez, pero más convencido de que el avión hará buenos números comerciales a medio y largo plazo que a corto.

"El avión se venderá más cuanto más vuele y más tiempo esté en operaciones como ya está ocurriendo", explicó.

Crisis de Boeing

La gigantesca crisis de Boeing por culpa de los problemas descubiertos en los B737 MAX, que llevan meses sin poder volar, también afecta tangencialmente a las plantas andaluzas. Esencialmente, a las instalaciones de Airbus en El Puerto de Santa María y, algo menos, a la de Tablada, en Sevilla.

La factoría gaditana fabrica todos los fan cowl (o recubrimientos de los motores). Hasta el momento, Airbus ha ido modificando su calendario de trabajo para ganar tiempo hasta que se levante la prohibición a su competidor estadounidense. Pero, las últimas noticias no auguran un desenlace rápido a esta situación, lo que podría afectar a la plantilla.

El presidente de la división comercial de Airbus en España, Manuel Huertas, aseguró que el problema de Boeing afecta a todo el sector y deseó una resolución pronta y eficaz. "Al contrario de los que se pueda pensar, esta situación no nos hace felices", aseguró.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios