Economía

Andalucía reduce de tres a dos los socios necesarios para crear una cooperativa

  • El Parlamento andaluz aprueba la Ley de Sociedades Cooperativas y flexibiliza los requisitos para crear una sociedad de este tipo

Susana Díaz, en una visita reciente a la cooperativa almeriense Vicasol. Susana Díaz, en una visita reciente a la cooperativa almeriense Vicasol.

Susana Díaz, en una visita reciente a la cooperativa almeriense Vicasol. / archivo

El Pleno del Parlamento aprobó ayer, con los votos del PSOE, el PP y Ciudadanos, el proyecto de Ley de Sociedades Cooperativas Andaluzas, que modifica la norma vigente del 2011 e incluye como novedad la reducción -de tres a dos- del número de socios necesarios para constituir una cooperativa.

La nueva ley aspira a convertir a Andalucía en una de las comunidades autónomas con mayor flexibilidad para crear cooperativas, un sector que está formado actualmente por casi 4.000 entidades, que generan más de 48.000 empleos.

Uno de los socios podrá tener hasta el 75% del capital social de la entidad

La norma establece que, para la constitución de una cooperativa con dos socios, la aportación al capital social de uno de ellos podrá llegar hasta el 75 % del total, y en los estatutos, los promotores podrán optar entre una administración única o solidaria.

Junto con esta flexibilización, la ley incorpora el régimen sancionador para las cooperativas con sección de crédito, una materia que actualmente aparece regulada principalmente en su reglamento del 2014 y que establece multas de hasta 30.000 euros y la posibilidad de prohibir la actividad en los casos de las infracciones más graves, aunque durante el trámite de enmiendas se han "suavizado" las multas por infracciones leves.

Andalucía es actualmente líder nacional en número de entidades (3.974) y figura en segundo lugar en cuanto a empleo (47.900 trabajadores), aunque este sector se vio también afectado por la crisis, pues llegó a dar empleo a más de 50.000 trabajadores en 4.400 cooperativas.

Durante el debate final del proyecto de ley, el consejero de Economía, Antonio Ramírez de Arellano, destacó que las cooperativas son "una variable principal de las políticas públicas del Gobierno andaluz" y recalcó que la reducción del número de socios era algo "muy demandado" por el sector, tras lo que se ha mostrado convencido de que contribuirá a crear empleo.

El portavoz del PP, Antonio Saldaña, respaldó la "flexibilización" que introduce la norma respecto al número de socios, así como la regulación de las cooperativas con sección de crédito y el régimen sancionador.

"Dicho esto, creemos que el PSOE y Ciudadanos han perdido una oportunidad histórica de hacer una reforma más profunda", opinó el diputado del PP, grupo coonsiguió incorporar algunas enmiendas al proyecto de ley. Otras fueron rechazadas, lo que les ha llevado a votar "un sí de mínimos".

La portavoz de Podemos, Carmen Lizárraga, que destacó que el aumento de las empresas de la economía social se debe al incremento de las cooperativas, incidió en la "función social" de este modelo, y ha sostenido que el tipo de empleo que genera es de mayor estabilidad.

Sin embargo, tras lamentar que no haya habido una "interlocución" con los grupos parlamentarios durante la tramitación del proyecto, rechazó que la reducción del número de socios para constituir una cooperativa implique un aumento de este tipo de entidades, a las que "es necesario darle el lugar que necesita la sociedad".

"Ha pasado la etapa de pactos cerrados y de imposiciones, ha llegado el momento de cambiar de actitud", defendió.

El portavoz de Ciudadanos, Carlos Hernández, que recordó que el modelo cooperativo está "muy apegado al territorio", respaldó el proyecto de ley, del que dijo que persigue desarrollar dicho modelo aportando flexibilidad y más seguridad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios