Economía

BBVA vende su filial en EEUU por casi 10.000 millones y dispara su valor en Bolsa

La ciudad BBVA, sede central del banco en España. La ciudad BBVA, sede central del banco en España.

La ciudad BBVA, sede central del banco en España. / M. G.

BBVA ha acordado con The PNC Financial Services Group la venta del cien por cien de su filial BBVA USA Bancshares, sociedad titular, a su vez, de la totalidad del capital social del banco BBVA USA, así como de otras sociedades del grupo en Estados Unidos por aproximadamente 9.700 millones de euros.

En un hecho relevante remitido este lunes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), BBVA ha explicado que el acuerdo alcanzado no incluye la venta del negocio institucional del grupo BBVA desarrollado a través de su bróker dealer BBVA Securities Inc. ni la participación en Propel Venture Partners US Fund I, L.P.

El negocio excluido de la operación será transmitido por parte de BBVA USA Bancshares a entidades del grupo BBVA con carácter previo al cierre de la operación.

BBVA continuará desarrollando el negocio mayorista que realiza actualmente a través de su sucursal en Nueva York, ha añadido el banco.

El precio de la operación, que se pagará enteramente en efectivo según ha explicado la entidad, asciende a aproximadamente a 11.600 millones de dólares estadounidenses, lo que equivale a unos 9.700 millones de euros.

BBVA espera que la operación anunciada este lunes genere un impacto positivo en el ratio de capital Common Equity Tier 1 ("fully loaded") del grupo de aproximadamente 300 puntos básicos y un resultado positivo neto de impuestos de aproximadamente 580 millones de euros.

El cierre de la operación, que está sujeto a la obtención de las autorizaciones regulatorias de las autoridades competentes, se espera que este cerrado a mediados de 2021.

Tras anunciar esta venta, BBVA se disparaba más de un 16% en Bolsa en la apertura del mercado. En concreto, los títulos de la entidad presidida por Carlos Torres Vila repuntaban un 16,45% a las 9.33 horas, hasta los 3,688 euros, cuando el mercado ha comenzado ha asimilar la operación.

El tirón bursátil de BBVA arrastraba a los títulos de Banco Sabadell, que repuntaban un 11,92%, hasta los 3,76 euros, ante la expectativa de que esta entidad pueda ser pareja de baile del 'banco azul' en la nueva oleada de fusiones desencadenada por la integración de Bankia en CaixaBank.

El precio al que BBVA ha vendido su filial estadounidense representa 19,7 veces el resultado obtenido por la unidad en 2019 y equivale a cerca del 50% del valor en bolsa actual de BBVA, por lo que la operación crea un "enorme" valor para los accionistas.

"Esta es una gran operación para todas las partes. PNC ha reconocido el enorme valor de nuestro negocio, nuestros clientes y nuestro gran equipo en Estados Unidos, que formarán parte de un grupo financiero líder en el país", ha señalado el presidente de BBVA, Carlos Torres Vila.

"El acuerdo fortalece nuestra ya sólida posición financiera. Nos aporta mucha flexibilidad para invertir de forma rentable en nuestros mercados -impulsando nuestro crecimiento a largo plazo y apoyando a las economías en la fase de recuperación- así como para incrementar la remuneración al accionista", ha resaltado.

La intención de BBVA es llevar a cabo una recompra de acciones "relevante" con el exceso de capital derivado de la venta de su filial de Estados Unidos, al tiempo que no ha descartado dedicar una parte de lo ingresado a acometer una posible operación de consolidación.

Así lo han manifestado el presidente de la entidad, Carlos Torres, y su consejero delegado, Onur Genç, durante la presentación a analistas que ha tenido lugar este lunes tras el anuncio de la venta de la filial estadounidense a PNC por 11.600 millones de dólares (unos 9.700 millones de euros).

Torres, que ha destacado que el grupo ya estaba bien capitalizado incluso antes de la transacción, ha afirmado que no se siente cómodo operando con unos colchones de capital estructuralmente tan altos, por lo que la operación aporta una gran flexibilidad para pensar en distintas operaciones.

En cualquier caso, la venta no se completará antes de los próximos seis a nueve meses, por lo que hasta entonces la entidad no realizará ningún movimiento concreto. Además, si bien el precio actual es muy atractivo para realizar esta estrategia, el tamaño de la recompra dependerá del nivel al que coticen los títulos en ese momento y también estará condicionada a que el Banco Central Europeo (BCE) levante su veto sobre la remuneración al accionista.

"Lo que si vemos es que hay una gran oportunidad para crear valor al desplegar este capital en una recompra de acciones porque el mercado está deprimido; aunque no vamos a tener este capital en mano hasta los próximos seis a nueve meses y también habrá que ver qué pasa con las restricciones regulatorias", ha aseverado.

Igualmente, Torres ha añadido que el objetivo de BBVA seguirá siendo el de aplicar un 'pay-out' de entre el 35% y el 40%. "Va a seguir siendo una referencia válida", ha apuntado. Asimismo, ha dicho que el grupo cuenta con el capital suficiente como para realizar tanto la recompra de acciones como el reparto de dividendos en cuanto así lo permita el regulador.

Además, aunque Genç ha lamentado no poder ser más específico en estos momentos, ha subrayado que la obligación de BBVA es la de analizar todas las oportunidades que surjan. "Si surge una oportunidad de fusión se analizará y tomaremos una decisión; nuestra política para mejorar el valor es bastante agresiva", ha dicho.

Tal y como ha explicado Torres, el banco cuenta con un sistema de análisis de compras, ventas y fusiones muy disciplinado, teniendo en cuenta aspectos estratégicos, atractivo de mercado, precio, encaje, riesgo de ejecución, tasa interna de rentabilidad o métricas más inmediatas como la mejora de la rentabilidad al accionista.

"Tenemos un menú de opciones ante nosotros (...). Hay oportunidades valiosas en el mercado donde ya tenemos franquicias, así que la idea es hacer una recompra muy atractiva que reinvertiremos en el negocio y una inversión en crecimiento inorgánico, siempre y cuando nos aporte una tasa de retorno razonable", ha dicho.

La venta de la filial estadounidense tendrá un impacto en la ratio de capital CET1 'fully loaded' de BBVA de 294 puntos básicos, equivalente a unos 8.500 millones de euros de generación de capital. El precio de la operación representa aproximadamente el 50% de la capitalización del grupo BBVA.

Sumado al exceso de capital con el que ya contaba, la entidad dispone de casi 600 puntos básicos para dedicar a asignaciones. "Ya veremos cuál es el equilibrio óptimo y cuál es el nivel de capital que queremos de aquí en adelante", ha apostillado el presidente del banco.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios