Economía

Coca Cola cierra en Málaga y traslada su producción a Sevilla

  • La embotelladora pone fin a 60 años de historia de la fábrica 

  • Hay hasta 77 empleados afectados

Fábrica de Coca Cola en Málaga Fábrica de Coca Cola en Málaga

Fábrica de Coca Cola en Málaga / Javier Albiñana

Málaga se queda sin una de sus industrias emblemáticas. Coca-Cola European Partners (CCEP) anunció ayer a los trabajadores de la planta embotelladora de Coca Cola en Málaga, perteneciente a la sociedad Rendelsur, que cerraba la fábrica tras 60 años de historia. Hay 77 trabajadores, de los cuales un tercio tienen más de 55 años y muchos llevan más de 30 años en la empresa, que tienen ante sí la incertidumbre laboral. Se espera que la semana que viene la empresa presente el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) como tal y se dará comienzo a la negociación, que podría incluir traslados a Sevilla, prejubilaciones o indemnizaciones.

La empresa indicó que se llevará la producción a la fábrica que tiene en la localidad sevillana de La Rinconada y alega razones puramente económicas. La fábrica sevillana es la más grande que tiene CCEP en Europa y han preferido centralizar allí la producción de las dos plantas andaluzas por motivos de productividad y de economía de escala. Según fuentes de la compañía, en la fábrica de Sevilla tienen capacidad para producir el 25% del total del producto que se comercializa en España a través de sus 11 líneas que representan la totalidad del porfolio de productos.

La fábrica de Sevilla es la más grande de Europa y la de Málaga se ha quedado antigua

En este sentido, precisan que la factoría de La Rinconada dispone además de un almacén robotizado de última generación con capacidad para 100.000 palés y que en 2019 se produjeron 130 millones de cajas unidad, mientras que en la planta de Málaga fueron 20 millones de cajas en dos únicas líneas de vidrio retornable y cajas. En definitiva, la planta sevillana es de las más modernas y grandes de Europa y la de Málaga se ha quedado completamente antigua, de forma que CCEP ha optado por unirlo todo en Sevilla.

“En el entorno actual tenemos que asegurar que contamos con fábricas innovadoras tecnológicamente, más grandes, que sean capaces de producir todo el porfolio de productos, tengan mayor flexibilidad y aprovechen las economías de escala”, manifestaron desde la compañía, a la vez que señalaron que su compromiso es “buscar todas las opciones posibles para mantener el nivel de empleo en Andalucía y asegurar que mantenemos nuestra capacidad industrial en esta comunidad autónoma”. Cuando en un mercado globalizado una empresa multinacional tiene dos fábricas a apenas 200 kilómetros de distancia, una moderna y otra antigua, la segunda tiene todas las papeletas para ser cerrada antes o después. No obstante, la noticia sentó como un jarro de agua fría en la provincia malagueña.

“Es una empresa emblemática en Málaga que cuenta con una plantilla que ha estado toda la vida en Coca Cola y hay que tener una consideración con ellos”, indicó Fernando M. Cubillo, secretario general de CCOO en Málaga, quien subrayó que “a los mayores de 60 años no se les puede poner en la calle con un ERE normal al borde de la jubilación porque además son personas que lo han dado todo por esa empresa y a los que se les pidió un esfuerzo extra, sobre todo en la pasada crisis”. En el ERE no se incluirá a los 140 empleados de refuerzo que entraban cada verano y que este año no han llegado ni a trabajar causa de la pandemia.

La empresa comunicó ayer al comité de empresa el anuncio del cierre y en unos días se iniciarán los contactos para negociar la salida que se le da a cada empleado. En cualquier caso, el líder de CCOO en Málaga lamentó que “Malaga pierde peso en el sector industrial con este cierre y con el de Ecomsa hace dos semanas”.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios