Economía

Ebro invertirá 50 millones en la nueva planta de Sevilla, su “proyecto estrella”

  • Antonio Hernández Callejas anuncia a la junta de accionistas que también dedicarán 26 millones ampliar la de Garófalo, en Italia

Imagen de la junta general de accionistas de Ebro Foods, hoy en Madrid. Imagen de la junta general de accionistas de Ebro Foods, hoy en Madrid.

Imagen de la junta general de accionistas de Ebro Foods, hoy en Madrid. / EP

El presidente de Ebro Foods, Antonio Hernández Callejas, avanzó ayer en la junta de accionistas de la firma que la compañía apostará en 2019 por invertir en una nueva planta de productos de convenience en La Rinconada (Sevilla), además de ampliar la fábrica de Garófalo en Nápoles (Italia).

El máximo directivo de la firma destacó que la planta sevillana será el “proyecto estrella” de la multinacional española, en la se invertirán 50 millones de euros en una primera fase para la fabricación de productos de convenience, al tiempo que destinará otros 26 millones de euros a lo largo de este ejercicio para ampliar de la planta de Garófalo en Nápoles.

“Un verdadero esfuerzo inversor para la modernización de nuestro parque industrial, que contribuirá a la mejora de nuestra estructura de costes, así como para seguir liderando el mercado en productos de alto valor”, explicó Hernández Callejas.

En su intervención ante los accionistas, el presidente de la compañía señaló que la firma ha concluido su plan estratégico 2016-2018, que terminó con un Ebitda acumulado de 1.008 millones de euros, cercano al objetivo marcado de 1.024 millones de euros, lo que supone un cumplimiento del 98,3%, tras un 2016 y un 2017 “muy buenos” y un 2018 algo “peor”, debido a los malos resultados cosechados por la división arrocera americana.

“Afrontamos el nuevo período trianual 2019-2021 con la confianza que nos da el saber que disponemos de un excelente equipo directivo con la fortaleza necesaria para llevar a cabo los cambios estructurales que sean necesarios”, dijo.

Hernández Callejas reconoció que 2018 fue un ejercicio de “muchas dificultades por las complejas circunstancias” acaecidas en el negocio norteamericano de arroz, aunque también se ha experimentado la “solidez de las principales marcas”, la “buena salud” de los negocios del grupo que ha permitido reducir el impacto de las dificultades sobrevenidas en Riviana y la incorporación de la firma italiana de pasta fresca Bertagni.

Respecto a Riviana, que por primera vez en la historia retrocedió en sus resultados, el presidente de Ebro Foods hizo autocrítica. “Hemos incurrido en ciertos errores a la hora de planificar la producción y también que la organización de la producción de nuestras plantas de Freeport y Memphis no era la adecuada”, admitió.

“Es cierto que en Estados Unidos hay una situación de pleno empleo que dificulta el reclutamiento de personal en áreas especialmente sensibles como es el mantenimiento. Hemos introducido ya importantes cambios organizativos y en el primer trimestre de 2019 Riviana presenta una mejora muy significativa de su nivel, lo que nos permite pensar que estamos en clara situación de recuperación”, explicó.

El área de arroz cerró con unas ventas de 1.412,7 millones de euros, un 5% más, mientras que el Ebitda se situó en los 162 millones de euros, un 21,4% menos.

Hernández Callejas destacó que en España, SOS y Brillante siguen liderando la categoría, que crecen a doble dígito en el segmento del convenience, donde siguen introduciendo recetas enfocadas a la salud, mientras que reforzó su presencia en Francia y Oriente Medio, mientras que en India esperan que las obras de la planta de pasta concluyan en el segundo semestre.

En la división de pasta las ventas crecieron un 6,6%, hasta alcanzar los 1.298,5 millones de euros, mientras que el Ebitda bajó un 4%, hasta los 156,4 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios