Economía

Coronavirus en España: El Gobierno prohíbe los despidos mientras dure el estado de alarma

La ministra Yolanda Díaz, en el pleno del Congreso de esta semana. La ministra Yolanda Díaz, en el pleno del Congreso de esta semana.

La ministra Yolanda Díaz, en el pleno del Congreso de esta semana. / Mariscal / Efe

Prohibido despedir mientras dure el estado de alarma. Así lo decretó este viernes el Gobierno. El Consejo de Ministros ha decidido prohibir los despidos durante la crisis del coronavirus, según expuso la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, tras la reunión del Gabinete.

"No se puede aprovechar el COVID-19 para despedir", afirmó Díaz, quien explicó que la prohibición, sin efecto retroactivo, es desde hoy viernes.

"Hemos arbitrado un mecanismo excepcional, amplísimo con muchos recursos públicos", aclaró Díaz en alusión a las facilidades para presentar ERTES, precisamente para que no sea necesario despedir.

Junto a esta medida, el Gobierno acordó que los contratos temporales, incluidos los formativos, de relevo e interinidad, se mantengan vigentes hasta que concluya la crisis sanitaria.

"No hay que extinguir los contratos temporales, estos se interrumpen y continuarán cuando pasemos la crisis sanitaria", agregó.

"No es necesario despedir a nadie en nuestro país (...) No se va a dejar a nadie atrás", reiteró la ministra de Trabajo en su comparecencia tras la reunión del Gobierno.

El Ejecutivo acordó igualmente concretar los mecanismos para que la prestación de desempleo se solicite directamente por parte del empresario que ha tramitado el ERTE, lo que agilizará los trámites para que los trabajadores puedan cobrar cuanto antes.

Para ello, se habilitará un formulario que cubrirán las empresas con datos de los trabajadores y lo mandarán al SEPE.

Díaz especificó: "Vamos a reconocer las prestaciones por desempleo con mucha rapidez". La ministra también recordó que tienen derecho a esta prestación incluso quienes no hayan cotizado lo suficiente y que se pondrá el contador a cero.

Entre los acuerdos del Gabinete se incluye asimismo que la Inspección de Trabajo tenga un papel activo en el control de los ERTE y vele por la comprobación de las causas alegadas, reservando sanciones o devoluciones de las cuantías percibidas por las empresas en caso de incumplimiento.

"Pido ejemplaridad a los empresarios (...) que mantengan los puestos de trabajo", reclamó Díaz.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios