Relevo al más alto nivel

El francés Guillaume Faury sustituye al alemán Tom Enders al frente de Airbus

  • Enders cita el fin del A380 y los problemas del A400M como únicas manchas de un "gran año para la compañía".

  • El actual presidente, el francés de Denis Ranque, anuncia que dejará el puesto al alemán Rene Obermann, ex presidente ejecutivo de Deutsche Telekom.

Tom Enders señala a Guillaume Faury, con Harald Wilhelm en el centro. Tom Enders señala a Guillaume Faury, con Harald Wilhelm en el centro.

Tom Enders señala a Guillaume Faury, con Harald Wilhelm en el centro.

Cambio de ciclo histórico en Airbus. La junta de accionistas del fabricante aeroespacial europeo, que se está celebrando en Ámsterdam, capital del país donde la compañía está registrada, está siendo testigo del relevo de la cúpula directiva que ha gobernado Airbus los últimos siete años. El alemán Tom Enders deja su puesto como CEO al francés Guillaume Faury. 

Datos de Airbus Datos de Airbus

Datos de Airbus / Dpto. de Infografía

A Faury le acompañará Dominik Asan como director financiero, en sustitución de Harald Wilhelm. Al nuevo CEO de Airbus le relevará Michael Schöllhorn como director de operaciones de aviones comerciales.

Este gran cambio generacional, que prepara a la compañía para la próxima década, marcada por la transformación digital, se completará con la marcha del actual presidente del consejo de administración, el francés Denis Ranque, en 2020. Ranque será sustituido por el alemán René Obermann, ex CEO de Deutsche Telekom, elegido por su perfil muy cercano a las nuevas tecnologías.

De este modo, Francia y Alemania se intercambiarán los dos máximo puestos de responsabilidad de la compañía. El resto del consejo estará formado por otros dos miembros franceses, otros dos alemanes, dos británicos, un americano, un portugués y un español. El puesto español seguirá en manos de la española Amparo Moraleda. También habría que designar un sustituto para Obermann como consejero independiente, una vez pase a ser presidente.

Últimas palabras de Enders

En su despedida, a modo de balance, Enders dio las gracias a los gobiernos por entender "desde 2012 que la compañía sólo podía florecer sin sus injerencias en las decisiones" de la compañía. Un situación que ha resultado positiva a tenor de las cifras recordadas ayer. Airbus ganó 3.054 millones de euros el pasado año, un 29% más. Ingresó 63.707 millones, un 8% más. Recibió pedidos por valor de 55.521 millones, que completan una cartera de 459.525 millones. La zona de Asia ya es la principal cliente de la compañía europea.

Sobre el A400M, el A380 y Faury

En lo que ha sido "un gran año", Enders se refirió al cierre del programa del A380 y a los problemas del A400M como únicas manchas de la marcha reciente de la empresa.

Sobre el A380, recordó que la reducción del pedido de Emirates, "el único cliente del programa" y "a pesar de todos los esfuerzos realizados", obligaron a ubicar en 2021 la fecha de la última entrega de este tipo de aeronave, que en España ocupa a unos 500 empleados de Airbus.

Sobre el A400M, Enders no fue tan negativo. Aplaudió el nuevo acuerdo con los países clientes del avión militar, firmado en diciembre, y aseguró que con ello "hemos reducido el riesgo del programa". Además, valoró muy positivamente "la mejora en la operativa" del avión que se ensambla en Sevilla.

Sobre el A320, un programa que proporciona miles de trabajos al sector aeronáutico español, Enders destacó su fortaleza. "Sigue disfrutando de un mercado muy sano", dijo, antes de anunciar que el próximo año se entregarán 63 aviones de este modelo, tres más que lo previsto para 2019. "Podemos entregar aún más A320, pero tenemos que pensar en toda nuestra cadena de suministro", explicó.

Finalmente, pronosticó un "salto cuántico" de la compañía en su actividad espacial, fundamentada en el desarrollo y construcción de satélites.

Enders calificó a su relevo Faury de ser "la persona idónea para el próximo decenio" porque "tiene los valores adecuados y las habilidades necesarias". Y bromeó con que "le he dejado algún reto para que no se aburra". 

Las primeras palabras de Faury

Faury, por su parte, fue más escueto y, tras agradecer a Enders su labor, aseguró: "Estoy deseando trabajar con nuestros excelentes equipos y dar forma al Airbus del futuro para brindar un mejor servicio a nuestros clientes, aumentar nuestra competitividad y crecer de modo sostenible".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios