Economía

Sevilla suma 21.000 nuevos parados en el primer trimestre, la mayor subida en siete años

  • Se sitúa como la segunda provincia tras Baleares, donde el desempleo sube más en el primer trimestre

Sevilla suma 21.000 nuevos parados en el primer trimestre, la mayor subida en siete años Sevilla suma 21.000 nuevos parados en el primer trimestre, la mayor subida en siete años

Sevilla suma 21.000 nuevos parados en el primer trimestre, la mayor subida en siete años

El año ha comenzado muy mal en Sevilla en lo que al mercado laboral se refiere. Según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) que publica el Instituto Nacional de Estadística (INE), la provincia sumó 21.000 desempleados más en el primer trimestre (entre enero y marzo) respecto al inmediatamente anterior (de octubre a diciembre de 2017), hasta llegar a 227.900 (terminó el año apenas por encima de los 200.000, en 206.900). Esto supone la mayor subida del paro en siete años, concretamente desde el primer trimestre de 2011. Ni siquiera en los fatídicos 2012 y 2013 se registró un repunte tan acusado como ahora. Además, es la segunda provincia de España donde más se eleva el desempleo tras Baleares.

Con este dato, Sevilla rompe de forma abrupta el círculo virtuoso en el que había entrado en el último trimestre de 2016, cuando logró encadenar cinco trimestres reduciendo el paro y elevando la ocupación, es decir, el empleo. De hecho, también el número de personas que están trabajando ha disminuido en el primer trimestre de 2018 en relación con el anterior, en 9.700, hasta sumar 706.000 en total. Esta evolución no es tan preocupante como la del paro, pero sigue siendo muy mala. No se recuerda una bajada de la ocupación tan significativa desde el verano de 2015.

El hecho de que el empleo se comporte mejor que el paro -pese a ser ambos datos malos- tiene que ver con el aumento de la población activa en 11.400 personas, es decir, de las personas que buscan un trabajo. El número de desempleados no sólo se engorda por los que abandonan sus puestos de trabajo sino también por las que estaban en la inactividad (estudiantes o amas de casa, por ejemplo) y se incorporan ahora como candidatos en el mercado.

Además, caída de la ocupación y aumento de la población activa significan inevitablemente una elevación importante de la tasa de paro. Sube, de hecho, al 24,41%, dos puntos más que en el trimestre anterior, lo que vuelve a acercar Sevilla a la media andaluza, situada en el 24,74% y que sólo ha subido en este trimestre apenas cuatro décimas.

Si analizamos la situación por sectores, concluimos que el único que crea empleo, y muy levemente, en apenas 700 personas, es la construcción. El resto lo destruye, especialmente la agricultura (3.900 trabajadores menos) y la industria (4.400 menos), con servicios contribuyendo también al mal dato al perder 2.100 trabajadores pese a celebrarse la Semana Santa en marzo. En lo que respecta al paro, baja en industria levemente (en 500) pero por el aumento de la población activa y no por la generación de empleo. En el resto sube el desempleo, especialmente en agricultura, que se lleva una gran parte del alza total, con 9.800 más. La impresión general es la de un cierto parón en todos los sectores con especial incidencia en agricultura e industria, dos sectores que han estado mucho menos dinámicos en este primer trimestre de lo que ha solido ser habitual en otros años.

En la evolución anual, es decir, entre el primer trimestre de 2017 y el mismo periodo de 2018, la ocupación se comporta mejor que el paro, lo que da idea de que la mejora laboral no es capaz de absorber la demanda. Así, se crean 25.100 puestos de trabajo en un año, una cifra que roza la mejor cifra de la recuperación, de 2015; mientras, la caída del paro es de 16.000, lejos de los 41.500 de 2016.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios