emprendedores · 'eMenús' a la carta, la idea de dos empresarios andaluces

Sobrevivir es de sabios

  • Yspoon aprovecha internet para amoldarse a los hábitos del trabajador contemporáneo, al que ofrece comida casera a bajo precio en su centro de trabajo · Operativa en Sevilla y Valencia, la empresa debutará en Madrid

Comentarios 2

Las ideas más sencillas son las que conducen más a menudo al éxito. Ahí va una: comida barata (4,99 euros el menú) con un toque casero y servida en tu centro de trabajo antes de las dos de la tarde. Yspoon, una empresa sevillana creada en verano de 2010 por Sergio Parra y José Antonio Pérez, vio el filón y empezó a distribuir el pasado mayo a partir de dos certezas sociológicas. La primera es que internet manda. Y, la segunda, que los hábitos culinarios se adaptan poco a poco en España a un régimen laboral que generalmente arranca a las 09:00 y concluye en torno a las 18:00, obligando al trabajador a almorzar rápido y mal. "El bocadillo no funciona, pero puedes ofrecerle a la gente comer bien incluso en la oficina", explica Sergio. "Ésta es una forma de conseguir tiempo para ti mismo", añade.

Entonces entra en juego la materia prima. Alguien tiene que cocinar, y el elegido -Comidas Caseras Pepi- venció tras una criba con otras nueve empresas de catering. Yspoon tenía clarísimo el proceso: calidad, servicio y precio, todo aliñado con la premisa de la optimización. "Hemos desarrollado una plataforma que nos permite calcular cuántos ingredientes hacen falta para preparar cada plato, y así evitamos los excedentes y la caducidad".

Las cuentas son sencillas. Yspoon registra al día unos cien pedidos que deberían convertirse en quinientos para alcanzar el punto de equilibrio: en tal caso, y teniendo en cuenta que la compañía funciona de lunes a viernes, la facturación mensual ascendería a 10.000 euros sin descontar los festivos que perturban el calendario. Pero Sevilla no es el único terreno de juego. José Antonio y Sergio también han desembarcado en Valencia, estudian las posibilidades de otras dos ciudades de tamaño medio -Málaga y Zaragoza- y lustran sus botas para saltar al campo más exigente y estimulante -Madrid-, donde por cuestiones de tamaño tendrán que contar al menos con tres socios en cocina. "El éxito no radica en vender mucho en Sevilla sino un poquito en todas las ciudades, éste es un proyecto de escala", describe José Antonio. Y España, con todas sus capitales de provincia, es el objetivo ideal a medio plazo.

La web es el instrumento esencial de esta firma. Te registras, facilitas una tarjeta de crédito y curioseas. En tres minutos has cerrado el proceso, aunque los usuarios permanecen más o menos el doble de tiempo en la página, "y ésa es una buena señal", opina Sergio. Memorizas tus menús (hay cuatro opciones, incluida una más dietética), los retocas, los anulas, lees las opiniones y/o puntuaciones de otros clientes, etc. "De las 25.000 visitas contabilizadas desde que empezamos en mayo, la mitad es gente nueva. Eso significa que has fidelizado a la otra mitad. De hecho, la media de pedidos por persona y semana roza el cuatro de cinco", subraya José Antonio.

Sumemos: Yspoon tiene tres "empleados permanentes" y otros dos encargados de la atención al consumidor (telefónica y mailística). Un grupo de ocho informáticos desarrolló la aplicación en que descansa el negocio. "Y luego está todo el trabajo indirecto que generas a través de la empresa de catering y de la de repartos. Con una gran idea amoldada a cada contexto tienes parte de la solución a muchas de las cosas que hoy están pasando", reflexionan ambos socios. Premiados por la OTRI de la Universidad de Sevilla, optimistas y ambiciosos, Sergio y José Antonio representan esa tercera vía tan poco transitada por el empresariado español hasta que irrumpió la crisis. Sobrevivir es de sabios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios