Tribunales Un juzgado perdona más de 40.000 euros de deuda con Hacienda y la Seguridad Social a un matrimonio de hosteleros

Economía

Subida de tipos de interés: cómo afecta a tu bolsillo

Billete de diez euros

Billete de diez euros

El Banco Central Europeo (BCE) acaba de subir los tipos de interés medio punto porcentual, hasta el 0,5%, el primer incremento desde 2011 y el mayor en 22 años.

¿Qué significa que suben los tipos de interés y en qué afecta a los bolsillos de los ciudadanos? En primer lugar, conviene tener claro que el tipo de interés es el precio del dinero, y, en el caso del BCE, es la cantidad adicional que deben pagar los bancos por tomar dinero prestado del Banco Central, un 0,5% desde este jueves.

Eso provoca un efecto dominó. Los bancos encarecen el crédito a los ciudadanos, que son más renuentes a contratar préstamos. Las familias con hipotecas variables -que son muchas en España- tienen que destinar más cuota mensual al crédito, con lo que tienen que recortar gastos por otro lado para llegar a fin de mes.

Igualmente, las empresas ven cómo su financiación es más complicada (pedir un préstamo es más caro)por lo que posponen sus decisiones de inversión. Al no invertir lo que tenían previsto, la creación de empleo se retrae. Algo parecido cabe decir de las administraciones públicas, porque el presupuesto destinado al pago de intereses engorda y hay que ahorrar en otras partidas.

En general, la economía se ralentiza, el consumo retrocede y los precios bajan, o deben bajar. Y ese es el objetivo del BCE al tomar esta medida, aunque hay elementos de la inflación, como el precio de la energía, sobre los que la subida de tipos tiene un efecto residual.

En esta dinámica, no todo es negativo, también hay beneficiados. Son los que 'prestan' su dinero al banco, los depositantes. Ahora ahorrar va a empezar a ser rentable y en vez de poner el dinero en la renta variable -algo desaconsejable sobre todo si las empresas están muy endeudadas- va a ser casi mejor una remuneración fija y segura. En un contexto de subida de tipos, el ahorro aumenta.

También, si finalmente se consigue el objetivo de que los precios bajen, las familias con menos recursos -las más vulnerables a este fenómeno- van a sentir un cierto alivio, salvo que tengan hipotecas variables, claro.

El BCE no toma la medida de subir tipos por capricho. Sabe que la economía se ralentizará, pero también es consciente de que si no hace nada el efecto dominó será otro: los precios seguirían descontrolados, los salarios tendrían que subir y eso llevaría a una espiral que podría reventar la economía. Ya sucedió en el pasado (recordemos los años 30) y el principal mandato del BCE es precisamente controlar la inflación, por encima de la creación de empleo.

Esperemos que la medicina (amarga) no provoque el efecto secundario de paralizar del todo la economía y que Europa no entre en recesión, y si entra, que sea solo coyuntural. Ese es el riesgo, pero en el BCE piensan que mayor riesgo es no hacer nada.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios