Crisis del coronavirus

El 60% de los españoles creen que perderán nivel adquisitivo este año

Una persona pasea con un carro de la compra por una plaza del centro de Sevilla. Una persona pasea con un carro de la compra por una plaza del centro de Sevilla.

Una persona pasea con un carro de la compra por una plaza del centro de Sevilla. / Julio Muñoz / Efe

Sólo cuatro de cada diez españoles consideran que podrán sostener su nivel actual de renta en los próximos meses. Además, el 10% afirma no contar actualmente con recursos económicos.

Así se desprende del informe Deconstruyendo al consumidor, elaborado por EY-Parthenon, la división de consultoría estratégica de EY (antes Ernst & Young) que analiza el comportamiento actual y futuro de los consumidores de nuestro país.

En un momento en el que la pandemia del nuevo coronavirus originado en China está remitiendo, pero lejos de estar solucionada, la confianza de los españoles sobre el futuro económico y del empleo es negativa.

El 66% de los encuestados aún ve muy lejana la recuperación, con un impacto fuerte y a largo plazo, mientras que un 30% cree que, pese a que será impacto importante, recuperamos la normalidad a medio plazo tras la crisis sanitaria que afecta al planeta.

Este pesimismo también se traduce en las perspectivas económicas de los hogares españoles, ya que el 59% prevé que sus ingresos económicos se reducirán en los próximos meses. De hecho, hay un 9% que asegura no contar con recursos actualmente.

Los autónomos, los más afectados

La situación es mucho más acusada entre el colectivo de autónomos, con tres de cada cuatro que afirman que han visto afectado su negocio, de los que el 25% declara no tener ingresos en estos momentos. Además, un 75% de los trabajadores por cuenta propia que hemos consultado piensan que su situación va a empeorar en los próximos meses.

"Esta percepción tiene un claro impacto en el consumo ya que más de la mitad de los entrevistados han reducido, pospuesto o suprimido gastos no estrictamente necesarios", explica David Samu, socio responsable de EY-Parthenon.

Para Samu, el verdadero reto: "Es que nos encontramos ante un cambio estructural en el modelo de consumo y que su reactivación y la recuperación de ciertas costumbres va a ser lenta y gradual. De hecho, como recoge el informe, los consumidores condicionan algunas actividades que antes eran habituales a la disponibilidad de una vacuna".

Cambios sociales

El 70% de españoles consultados comienzan a interiorizar que su realidad social y escala de valores está cambiando de forma estructural.

Así, la mitad de ellos reducirá y estrechará su vida social, bien disminuyendo su asistencia a actos o limitando sus relaciones a su círculo más cercano.

El 50% restante espera mantener su actividad normal, eso sí, siguiendo las normas que se aprueben por las autoridades.

En este sentido, los españoles aceptan de manera mayoritaria (90%) el uso de mascarillas y la limitación de aforo en los espacios comerciales para limitar la propagación del virus.

La implantación, por ejemplo, del pasaporte inmunológico o la utilización de aplicaciones de geolocalización también son apoyados por los encuestados, aunque en un porcentaje menor, del 79% y 71%, respectivamente.

El estudio se ha realizado a través de una encuesta a una muestra representativa de 2.106 personas mayores de edad entre el 15 y el 17 de abril de 2020.

El informe enmarca en 4 espacios temporales, que fueron claramente identificados durante toda la encuesta: precrisis, confinamiento, apertura parcial y recuperación.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios