Energías Renovables ‘East Anglia One’, una realidad que ya produce

Estado actual del parque East Anglia One visto desde un helicóptero.

El hito de construir uno de los mayores parques eólicos marinos por parte de Iberdrola comienza a ser una realidad. East Anglia One, el parque que la energética española, a través de su filial Scottish Power Renewables, construye en aguas del Mar del Norte, a unos 50 kilómetros de la costa del condado inglés de Suffolk, ha alcanzado ya la instalación del 50% de los aerogeneradores –51 de 102 en total–, que ya producen energía que se está vendiendo a la red de Reino Unido, pese a que hasta mediados de 2020 no se estima que culminará la construcción y podrá inaugurase esta infraestructura energética.

Con estos 102 aerogeneradores, la compañía que preside Ignacio Sánchez Galán, instalará 714 megavatios que permitirán abastecer a más de 600.000 hogares británicos con energía eléctrica limpia.

Cuando esté culminado, por tanto, será uno de los mayores parques eólicos marinos que existen en el mundo, pues ocupa unos 300.000 kilómetros cuadrados de lámina de agua, equivalentes a más de 40.000 campos de fútbol. Para ello, Iberdrola va a invertir aproximadamente 2.925 millones de euros.

La eólica marina es una de las apuestas de Iberdrola para generar energía limpia de manera eficiente. East Anglia One, cuando se inaugure en el primer semestre de 2020, será la mayor instalación eólica que tiene la compañía española, que ya posee dos instalaciones de este tipo: el parque de West of Duddon Sands, que genera desde 2014 en el Mar del Norte y el parque Wikinger, instalado en aguas alemanas del Mar Báltico y en funcionamiento desde diciembre de 2017.

A éstos se sumará en pocos meses East Anglia One. Además, en Europa, ya construye el parque eólico marino Saint Brieuc, en aguas de la Bretaña francesa, que estará operativo en 2022 con una potencia instalada de 496 megavatios.

Nuevos proyectos en Alemania, en el Báltico y el Mar del Norte, también están en cartera, junto a la apuesta por hacer parques eólicos marinos en Estados Unidos, donde a través de su filial Avangrid, dispone de proyectos en construcción o en cartera que totalizan 7.300 megavatios de capacidad.

El vertiginoso avance de la tecnología para generar electricidad a partir del viento lo demuestra que los aerogeneradores  de 7 megavatios que aún se instalan en la costa británica se han quedado obsoletos. La próxima generación será de 12 megavatios cada uno.

East Anglia One ha supuesto un enorme esfuerzo que ha dado trabajo a más 1.300 personas procedentes de varios países, entre ellos España, Reino Unido, Países Bajos o Emiratos Árabes Unidos, y será un exponente de la potencialidad que tiene la generación eólica desde el mar.

Dentro de la aportación española, Andalucía ha jugado un papel protagonista, con la construcción en los astilleros de Puerto Real del grupo Navantia de la subestación marina del parque, denominada precisamente Andalucía II, que evacuará la electricidad a través de dos cables submarinos de más de 85 kilómetros cada uno. En Alemania ya trabaja la que se denomina Andalucía I, también hecha en la Bahía de Cádiz.

Estreno del documental 'United by The Wind' en Londres.

Para exponer todo este esfuerzo multinacional y enfatizar las historias humanas que están detrás de esta mayestática obra de ingeniería, Iberdrola ha producido el documental United by  the wind, que fue estrenado en Londres en la noche del pasado martes, ante un auditorio compuesto de directivos y trabajadores implicados en la construcción del parque eólico y periodistas de las regiones españolas en las que se han producido los distintos elementos que componen la instalación eólica marina.

José Luis Allegue, en el estreno en Londres. José Luis Allegue, en el estreno en Londres.

José Luis Allegue, en el estreno en Londres. / A. Grimaldi

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios