Cumbre empresarial de la CEOE

El turismo clama por medidas "valientes" para sobrevivir

Simón Pedro Barceló, durante su intervención en la cumbre de la CEOE. Simón Pedro Barceló, durante su intervención en la cumbre de la CEOE.

Simón Pedro Barceló, durante su intervención en la cumbre de la CEOE. / EP

Los directivos de las grandes empresas turísticas y de transportes reclamaron hoy al Gobierno medidas "valientes" que les permitan sobrevivir a los devastadores efectos del coronavirus en su negocio, antes de que el Ejecutivo presente su anunciado plan de impulso al sector que, para ellos, "ya llega tarde".

En la segunda jornada de la cumbre empresarial organizada por la CEOE para que la empresa española proponga medidas para ayudar a salir de la crisis del coronavirus, los empresarios del sector coincidieron en reclamar medidas contundentes para que las empresas obligadas a desaparecer sean las menos posibles.

"Si no nos ayudan, vamos a aguantar un telediario", advirtió el presidente de Globalia, Juan José Hidalgo, uno de los más gráficos a la hora de ilustrar la necesidad de apoyo. "Por nosotros mismos no podemos salir de la crisis, así que pido al Gobierno que piense en nosotros, porque el turismo y el transporte necesitamos mucho y hemos aportado mucho al país", añadió.

Para las aerolíneas, la situación es dramática. Según el presidente ejecutivo de Iberia, Luis Gallego, atraviesan "la peor crisis de la historia", incluida su compañía, que saldrá de esta tesitura con un menor tamaño, al menos durante el próximo lustro.

Además, mientras que en crisis anteriores como la del SRAS o la de la del 11-S, la curva de caída y recuperación de la demanda fue en forma de V, en este caso, lamentó: "Hemos pasado de una V a una U y ahora ya estamos en una L".

Así, tardarán "como mínimo tres o cuatro años" en salir de esta crisis, añadió Hidalgo (cuyo grupo es propietario de Air Europa), quien pidió ayudas a las aerolíneas como las anunciadas en Alemania, Francia e Italia.

Desde el ámbito hotelero, el presidente de la Confederación de Hoteles y Apartamentos Turísticos (Cehat), Jorge Marichal, exigió nuevas líneas de liquidez y la extensión y flexibilización de los plazos de los ERTE e incentivar la demanda con desgravaciones fiscales para empresas y usuarios, y bonos de viaje que desgraven en el IRPF como ha hecho Italia.

El presidente de AC Hoteles, Antonio Catalán, entiende que un plan potente para el sector es "la única forma de sujetar el tejido empresarial" y puso el ejemplo del programa de apoyo al turismo en EEUU dotado con 132.400 millones de euros.

El Gobierno "tiene que endeudarse y aguantar los ERTE y los ICO" porque "si sujeta" al sector sería posible que esta crisis dibujara forma de V.

De este bache, según Catalán, hay que salir todos juntos y fortalecidos, con un modelo de turismo sostenible y con salarios justos.

Ante estas críticas, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, respondió tras el consejo de ministros que "si ha habido un sector que este Gobierno ha tutelado ha sido el turismo" y recordó que ha sido el más beneficiado del Plan de Choque contra los efectos del Covid-19.

Maroto puso como ejemplo los 400 millones de euros en créditos del ICO de la Línea Thomas Cook o la Línea ICO general, y cifró en un millón los trabajadores del sector que se han "beneficiado" de los ERTE, además de los que han recibido la prestación para autónomos por el cese de actividad.

Además, el secretario de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Pedro Saura, indicó también en un coloquio de Executive Forum que el Gobierno "no se plantea" una intervención en las aerolíneas, aunque "sí está proactivo, con un seguimiento de las líneas ICO y analizando la liquidez de las empresas".

También participaron en el foro de la CEOE los máximos responsables del ámbito asegurador, que solicitaron al Gobierno que intensifique su colaboración con el sector privado para hacer frente a las consecuencias de la pandemia.

Visión de la aseguradoras

La presidenta de Unespa, Pilar González de Frutos, pidió al Ejecutivo que una sus fuerzas con el seguro para trabajar por una reactivación económica "sostenible y duradera" y afrontar retos como el envejecimiento de la población, e insistió en que los españoles deben ahorrar más, de forma privada o con planes empresariales, para estar más protegidos.

El presidente de Mapfre, Antonio Huertas, consideró que la reconstrucción de España es "una oportunidad" para hacer reformas estructurales orientadas a que la economía del país sea "más eficiente, competitiva, resiliente y sostenible".

El responsable de Mutua Madrileña, Ignacio Garralda, alertó de que subir los impuestos en una economía "débil" como la española sería una "debacle" y apostó por intensificar la lucha contra el fraude fiscal y la economía sumergida, que en España tiene un tamaño impropio de una economía moderna.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios