El Fiscal

¿Y si llueve?

Una tarde de lluvia en Semana Santa.

Una tarde de lluvia en Semana Santa. / M. G. (Sevilla)

Cuatro olas de calor sufrimos en verano después de un Jueves de Corpus sin procesión porque cayó una manta de agua a la hora en que el desfile de trajes Dustin debía estar tomando la Avenida. La verdad es que fue preciosa la procesión interna, las puertas de la Catedral abierta y el sonido de la lluvia mientras el pueblo fiel se arrodillaba al paso de Su Divina Majestad, portada por el señor arzobispo. Todo ha sido sequía desde entonces salvo algunas jornadas de fortísimas lluvias. ¿Y si llueve precisamente en Semana Santa después del año que llevamos? Suelen ser los más pequeños quienes más se lo preguntan, que son los que más Semanas Santas tienen por vivir. Hay repertorio de respuestas. Pues será bueno para el campo... Dios lo querrá así... El agua es muy necesaria. ¡Mala suerte para las cofradías si llueve por San Matias!, que se decía antiguamente. Y todos a recordar qué pasó el 14 de mayo. Nunca olviden que el destino tiene fatalidades, porque un año disfrutamos de una Semana Santa completa, pero el Jueves de Corpus se frustró. Que llueva cuanto antes y mucho. Y recen a San Matías.