Elecciones municipales

¿Cuánto cuesta cada voto y quién lo paga en las elecciones municipales?

  • El Estado financia con el dinero de los contribuyentes una parte de la campaña que los partidos reciben a posteriori como subvenciones

  • Los microcréditos son un recurso nuevo con el que las fuerzas de izquierdas evitan tener que recurrir al préstamo bancario

  • Las redes sociales comienzan a poner también sus reglas para regular la publicidad

Carteles y merchandising de los principales partidos en Sevilla. Carteles y merchandising de los principales partidos en Sevilla.

Carteles y merchandising de los principales partidos en Sevilla.

Comentarios 1

Hay tantas campañas como candidatos. Los partidos que concurren a las elecciones municipales tienen que hacer un desembolso importante en marketing electoral. ¿Cuánto cuestan los folletos que se reparten estos días en las calles? Y eso es sólo una parte del gasto que, en parte, corre a cuenta de todos los contribuyentes. Hay un porcentaje que está subvencionado por el Estado y que cada partido ingresa en función de la representatividad que obtienen. 

Todo está medido en la Ley orgánica del régimen electoral. El Estado paga 270,9 euros por cada concejal electo y 0,54 euros por cada uno de los votos obtenidos por cada candidatura que obtenga al menos un concejal. ¿Es mucho o poco? Extrapolando los datos a la capital, el PP, el partido que obtuvo en 2015 más votos habría ingresado por este concepto un total de 57.379 euros a los que se sumarían otros 3.250 por los 12 concejales obtenidos. La suma en el PSOE sería de 55.748 euros más 2.979. Cifras que se reducirían en el caso de Ciudadanos a 16.124 euros por los votos obtenidos más 812 euros por los tres ediles que sentó en el pleno, al igual que Participa Sevilla, que habría ingresado 15.623 euros más otros 812. IU, que concurrió por separado a la anterior formación de izquierdas, habría recibido 10.355 euros más 541 por la representación obtenida, dos concejales. 

Hay más. Hay un límite de gasto. La ley dice que el techo es el que resulta de multiplicar por 0,11 euros el número de habitantes correspondientes a las poblaciones de derecho de las circunscripciones donde presentan sus candidaturas. En la provincia de Sevilla este gasto no debería exceder en ningún caso de los 168.137 euros. Aunque los partidos que presenten candidatos en al menos la mitad de los municipios sevillanos tienen el derecho de gastar, además, otros 150.301 euros.

Además de las citadas subvenciones, el Estado también prevé un ingreso por mailing, el derivado del envío directo y personal a los electores de los sobres y las papeletas que estos días están llegando a los buzones. ¿A cuánto asciende esta partida? Lo que se abona es el resultado de multiplicar 0,18 euros por elector, que en la provincia de Sevilla superarían los 168.000 euros.

Este dinero se ingresa a posteriori. Los partidos tienen que manejar su propia financiación que, más allá de estas subvenciones, se obtiene de cuotas de afiliados, donaciones de simpatizantes, cesiones de parte de los salarios de los cargos públicos en algunas formaciones y también préstamos de entidades bancarias que las formaciones suelen pagar cuando reciben el ingreso del Estado.

La campaña, en general, está siendo muy austera. Vox asegura que en toda la provincia no gastará más de 12.000 euros

Hay partidos, coalición en este caso, como Adelante Sevilla que en estas municipales está recurriendo a campañas de microcréditos para no tener que recurrir a la banca, con coherencia con sus ideas.  Es una práctica tanto de Podemos como de Izquierda Unida, aunque también a nivel nacional el PSOE también ha contemplado esta vía de financiación. Y en Ciudadanos y Vox se ha confiado en las donaciones. El partido de Santiago Abascal no recibe dinero del Estado, sólo de las cuotas de los socios y alguna donación de simpatizantes que aportan además su trabajo como voluntarios. Así, Vox Sevilla asegura que en toda la campaña de las municipales, en los 28 pueblos sevillanos en los que presentan candidaturas, y en las europeas el gasto no excederá de los 12.000 euros.

La campaña de Adelante Sevilla prácticamente acaba de empezar pero según el equipo que encabeza Susana Serrano "va a buen ritmo". Un ejemplo, en la web de Podemos ya se han agotado los bonos que había de 50 euros y quedan pocos 100 euros. "Además, también existe una campaña de donaciones abierta para que quien quiera realizar una aportación que no será devuelta a posteriori", explican. Los microcréditos sí tienen retorno. Normalmente, se devuelven entre 6 y 12 meses después de la fecha de la votación, que es el plazo en el que los partidos suelen recibir el ingreso del Estado.

Aunque el techo de gasto de la campaña de Adelante Sevilla, por el número de votos de 2015, podría ser de hasta 75.000 euros, la coalición asegura que el gasto final será mucho inferior dado que apuestan por la austeridad en el gasto público: "Seremos la candidatura más austera", apuntan resaltando este valor.

La austeridad se impone. La campaña está discurriendo sin grandes alardes: mucho contacto directo para el que basta un micrófono y un merchandising electoral muy discreto. Lejanísimas quedan las campañas de los 90 en las que el PA de Rojas Marcos tiraba la casa por la ventana. Sólo Beltrán Pérez ha presentado un vehículo de campaña, una autocaravana que utiliza de oficina.

Ciudadanos necesita en Sevilla a gente que se una a su equipo y difunda las propuestas del candidato, Álvaro Pimentel, de los últimos en llegar a la escena. Y por eso reclama en las redes a colaboradores que quieran unirse al equipo naranja.

Con todos los fondos disponibles los partidos diseñan sus estrategias de campaña asignando recursos según las expectativas de voto que tengan en cada punto. En el PP de Sevilla explican que el gasto global se fija desde Madrid y que aquí se reparte entre todas las candidaturas en función de las expectativas de voto que tienen en cada municipio. "Todo está muy medido, es difícil sobrepasar los límites marcados", aseguran en el equipo de Beltrán Pérez. 

¿Puede que alguna campaña salga gratis o deje incluso dinero? Podría ser pero es muy complicado que esto le ocurra, sobre todo, las formaciones más pequeñas. El esfuerzo para lograr un 5% de los votos, y por tanto entrar en los ayuntamientos, no suele ser proporcional a los fondos que manejan. 

El PP destina a redes sociales entre un 10 y un 15% del gasto en publicidad y marketing electoral

Estas limitaciones se suplen con imaginación y, desde hace unos años, con un buen trabajo en redes sociales. El PP, por ejemplo, destina entre un 10 y un 15% de su gasto en marketing electoral a este canal, que complementa al tradicional mailing, las papeletas, dípticos y publicidad exterior. 

Tal es el uso que los partidos hacen de las redes que algunas como Facebook han fijado algunas normas: los partidos y candidatos que han querido hacer uso de ella para la pasada campaña de las elecciones generales del 29 de abril han tenido que registrarse para poder publicitarse sin que Facebook bloquease sus cuentas. Esta medida pretende aumentar la transparencia. El objetivo es que los anuncios relacionados con política y temas sensibles estén etiquetados e incluyan un aviso claro de "pagado por" en la parte superior.

Otras veces la mejor publicidad la hacen los  militantes y simpatizantes. Adelante Sevilla envía sus propuestas, vídeos de campaña y toda la información que se genera estos día por listas de whatsapp. Desde las cuentas oficiales se están difundiendo desde el primer día de campaña fondos de pantalla para que éstos inunden las redes con los carteles e imágenes electorales. Y hay algunos ingeniosos que incluso difunden en Spotify listas con la música de campaña de Juan Espadas. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios