Elecciones municipales 2023

Cuatro partidos asumen las prioridades verdes de la Mesa Ciudadana del Árbol de Sevilla

De izqda. a dcha., Valle López-Tello, Clara Isabel Márquez, Fernando Pavón, Sandra Heredia y Juan Antonio Ruiz Macías.

De izqda. a dcha., Valle López-Tello, Clara Isabel Márquez, Fernando Pavón, Sandra Heredia y Juan Antonio Ruiz Macías. / Juan Carlos Muñoz

El colectivo de defensa de la Sevilla verde que conforma la Mesa Ciudadana del Árbol, integrada por 26 asociaciones, convocó recientemente a todos los partidos políticos que se presentan a las elecciones municipales del 28 de mayo para conocer su grado de compromiso respecto a los diez objetivos prioritarios para mejorar la gestión del arbolado en la ciudad de Sevilla

Cuatro grupos –Adelante Andalucía, la llamada “confluencia progresista”, Ciudadanos y Pacma– prometieron asumir las diez prioridades de la Mesa Ciudadana del Árbol. El PSOE y el PP no acudieron al debate, al que Vox no fue invitado.

De los cuatro partidos acudieron Sandra Heredia, candidata a la Alcaldía por Sevilla por Adelante Andalucía y orientadora educativa de profesión (trabaja con mujeres y niñas gitanas); Fernando Pavón, coordinador de Mas País, quinto en la lista de la confluencia progresista e ingeniero informático de profesión, que excusó a la candidata Susana Hornillo; Juan Antonio Ruiz Macías, concejal de Ciudadanos y arquitecto urbanista, que excusó la ausencia de Miguel Ángel Aumesquet; y Clara Isabel Márquez, candidata a la Alcaldía por Pacma y animadora sociocultural que trabaja de funcionaria en Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Sevilla.

Esas 10 prioridades verdes para Sevilla de la Mesa Ciudadana del Árbol son las siguientes.

En primer lugar, que el Ayuntamiento publique el inventario del arbolado de la ciudad (“la aplicación Arbomap en Sevilla no es ni debe llamarse  inventario de arbolado ya que ni siquiera permite extraer un dato tan básico como el número de árboles que hay en la ciudad”).

En segundo lugar, que el Ayuntamiento convoque la Mesa del Árbol de forma regular (no se convoca desde hace 20 meses) y elabore un reglamento de funcionamiento en cumplimiento de lo estipulado en el Plan Director de Arbolado de Sevilla.

n momento del debate con la participación de los asistentes. n momento del debate con la participación de los asistentes.

n momento del debate con la participación de los asistentes. / Juan Carlos Muñoz

En tercer lugar, dotar de mayor transparencia la gestión del arbolado urbano (“publicación de plan de podas, plan de riegos y el mapa de riesgos, planes de plantaciones, con identificación de las posiciones repuestas y del grado de cumplimiento al término de cada campaña”).

En cuarto lugar, reponer en una campaña la totalidad de los alcorques vacíos (hay 14.000 en Sevilla) y cementados de la ciudad, publicar el informe de zonas susceptibles de ser arboladas, y compromiso de extender la sombra donde sea posible a toda acera soleada de la ciudad, procurando llegar a los objetivos de la OMS en las ciudades (3/30/300): 1 árbol cada 3 habitantes, 30% de cobertura vegetal y un parque cada 300 metros. 

Quinto, mejorar la coordinación entre los servicios de Parques y Jardines y los urbanísticos: revisión del planeamiento urbanístico para la efectiva protección de la tipología de ciudad-jardín y del arbolado privado, así como de los espacios arbolados amenazados por nuevos desarrollos urbanísticos. Supeditación de la concesión de licencias urbanísticas, proyectos de obras y de mobiliario urbano a la supervisión previa de Parques y Jardines con criterio de máxima conservación de los ejemplares afectados, y el mantenimiento y aumento de suelo permeable. 

En sexto lugar, reforzar los recursos humanos y la capacitación del personal público en Parques y Jardines, así como sus medios y presupuesto. Exigen la incorporación de personal técnico arborista en toda obra licitada por el Ayuntamiento con afección del arbolado.

Séptimo, solicitar el apoyo al Pleno del Ayuntamiento de Sevilla a una Declaración Institucional que promueva la creación de una Ley autonómica y estatal de arbolado urbano.

Octavo, eliminar las podas extemporáneas y abusivas que perjudican la indispensable labor del árbol como benefactor del aumento de biodiversidad, y que se cumpla el estándar europeo de poda tanto en zonas públicas como privadas. Aumentar los instrumentos de control y disuasión de tala en espacios privados.

Noveno, promover la interconexión de los parques, jardines y espacios libres arbolados, y la creación, con participación pública, del prometido Anillo Verde que debe facilitar la conectividad con los espacios de interés paisajístico-ambiental del área metropolitana.

Décimo, fomentar la información, sensibilización y participación de la ciudadanía en el ámbito medioambiental: en la importancia que tiene el arbolado para nuestras ciudades, mediante campañas, cursos, creación y apoyo de huertos urbanos, etc.

En el turno de debate, al que asistieron más de 140 personas, salieron a relucir temas como la urgencia de un Cortijo de Cuarto verde y público y de una Tablada verde y pública, la solución definitiva para salvar el ficus de San Jacinto de Triana, aumentar la superficie del Parque de los Príncipes y se denunció la tala de árboles por el tranvía de Nervión y en Utrera. La cita fue en el centro cívico de Los Remedios el pasado 15 de marzo.

Valle López-Tello, portavoz de la Mesa Ciudadana del Árbol, concluyó que el modelo del siglo XXI se resume en la necesidad de renaturalizar las ciudades y de proteger los árboles adultos.

Puede escuchar el debate en el archivo sonoro bajo estas líneas: 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios