Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Nancy Tuchman. Dtora. del Instituto de Sostenibilidad de la Universidad Loyola Chicago

"En EEUU, 2.700 entidades aplicamos el Tratado de París"

"En EEUU, 2.700 entidades aplicamos el Tratado de París" "En EEUU, 2.700 entidades aplicamos el Tratado de París"

"En EEUU, 2.700 entidades aplicamos el Tratado de París" / juan carlos vázquez

-El Parlamento Europeo ha vetado el impuesto al sol, ¿qué le parece?

-Creo que hay que incentivar a las compañías a que sean capaces de producir energías limpias y que la gente pueda colocar paneles solares. La Unión Europea tiene razón. En Estados Unidos damos incentivos, dinero, a las industrias para impulsar la producción de combustibles fósiles (carbón, gas natural, petróleo) para ayudarles a conseguir más energía del subsuelo que ponen en nuestro sistema. Y eso es muy negativo, un retroceso para los avances en energías renovables.

-No sé si sabe que España impuso el impuesto al sol con Rajoy y estamos a la cola de las renovables.

-Eso es muy erróneo, porque hace muy difícil que el sistema de energías limpias entre en el mercado. Mientras sigamos desarrollando la tecnología solar, el precio bajará. Pero si pones una tasa que aumenta el precio, nadie la comprará. Los gobiernos deben ayudar, no al contrario.

-¿Qué hay detrás de estas políticas?

-No sé en España, pero en Estados Unidos los grandes grupos de presión van a Washington para que los legisladores apoyen las energías fósiles. Así que hay muchos resquicios para la corrupción. Estos lobbies tienen más dinero que cualquier otro grupo en el mundo y es fácil para ellos. No creo que haya otra razón. Necesitamos lobbies en energías renovables, pero estos no tienen influencia suficiente para presionar a los responsables de las políticas energéticas.

-En EEUU, ¿cómo están las energías renovables?

-Tenemos energías renovables. Cada estado puede legislar sobre subvencionar o no las energías limpias. Existen vías para que los ciudadanos obtengan un retorno de la inversión realizada para la instalación de paneles solares. Pero necesitamos un sistema mucho mejor para incentivar completamente las energías limpias y desincentivar las energías fósiles.

-Usted dice que cada persona puede cambiar las cosas en su ciudad...

-Cada persona puede hacer algo de forma individual. En mi caso me aseguro de que el dinero que invierto no apoye la producción de energías fósiles. Invierto todo en energías limpias y sostenibles. El retorno es bajo pero merece mucho la pena. Así que las inversiones es un buen modo de provocar cambios por parte de cada individuo. En mi vida diaria intento ser responsable con los productos que compro, con alternativas para reducir el consumo de plásticos. Y en el reciclado en casa, producimos nuestro propio compost de los residuos orgánicos.

-¿Qué otra opciones hay?

-Otra opción para la gente particular es pagar un poco más para asegurarte de que el 100% de la energía que de los hogares proviene 100% de fuentes de energía renovables como la solar o eólica. También puedes comprar energía limpia, biogás que viene de la combustión de los alimentos, de la agricultura, del compost, y es una buena alternativa al gas natural.

-Trump ha renunciado al Tratado de París, ¿cómo ha reaccionado la gente comprometida como usted?

-Cuando Trump rechazó el Tratado de París, más de 2.700 organizaciones de EEUU promovieron el movimiento We're Still In. Este movimiento está formado por las principales empresas, ciudades y condados, universidades, instituciones culturales e incluso estados completos de EEUU, que representan el 35% del PIB de país. El objetivo es unir fuerzas para mantener los compromisos del Acuerdo de París para la lucha contra el cambio climático.

-¿Es posible eso?

-Estas 2.700 organizaciones formalmente no estamos dentro del Tratado de París porque nuestro país lo ha rechazado, pero es una adhesión simbólica. Somos activos contra el cambio climático en nuestras actividades y en nuestro día a día, es lo que el mundo necesita. Un ejemplo del poder de este movimiento: si sumamos la riqueza generada por los miembros sería la tercera potencia económica mundial detrás de EEUU y China.

-¿Loyola Chicago y Loyola Andalucía combaten el cambio climático?

-La red de 211 universidades jesuitas en todo en mundo, entre ellas Loyola Chicago y Loyola Andalucía, trabajamos para cuidar a las personas y a la naturaleza. En todas se trabaja en investigaciones que realmente tengan un impacto en el bienestar humano y del planteta, que sea aplicable a la mejora del mundo. Ser mujeres y hombres para los demás, que trabajen por el bien común. La justicia social es una parte central de nuestra misión.

-¿Por qué hay quien niega el cambio climático global?

-Creo que lo niegan quienes hacen dinero con las energías fósiles o quienes están temerosos y no quieren confrontar la verdad de este problema. Si no hacemos algo vamos a la extinción del planeta y no va a tardar 100 o 200 años. Para entonces subirá la temperatura del planeta de 10 a 15 grados y no podremos vivir. Y somos 7,5 mil millones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios