Isasaweis | Bloguera

"Se puede vivir sin probar la quinoa"

Isabel Llano, 'Isasaweis'. Isabel Llano,  'Isasaweis'.

Isabel Llano, 'Isasaweis'. / Belén Vargas

¿Quién es Isasaweis? Esta asturiana llamada Isabel Llano (Gijón, 1976), es ingeniera informática de formación y dio clases en un instituto hasta que hace una década se embarcó en la aventura de dar consejos de "cómo hacerme un moño con unos calcetines" y cuestiones cosméticas en un blog, al que a los pocos meses añadió asuntos gastronómicos. Aparcó entonces su "profesión a la antigua usanza". Su último libro, ¡No te compliques la vida con la cena! (Oberon), trata de recetas sabrosas que se preparan, según la autora, en un periquete.

-En No te compliques con la cena hay poco fiambre y tortillita francesa, ¿no?

-No son recetas tan elaboradas. Son pintonas, sí, parecen complicadas, pero muy fáciles. La elaboración lleva cinco minutos; con la cocción o al horno igual son diez o quince minutos más. De hecho, para preparar el libro a veces hacía tres y cuatro recetas para cenar con mis hijos. Me sorprendí a mí misma. De ahí el juego con la magia en el libro porque en un periquete tenías cuatro o cinco recetas.

-Vale, pero los aficionados a unas lonchas de jamón de york la van a matar...

-No creo, me van a estar muy agradecidos.

-Es asturiana y ha ideado una fórmula para evitar las flatulencias tras comer legumbres. ¿Demasiada fabada en su vida?

-No, nunca es demasiada fabada. Es una mezcla de especias y hierbas muy buenas para las digestiones: comino, anís estrellado, canela... Las trituras y tomas una infusión después de comer legumbres. También se usa el comino cuando cocinas las legumbres. Esta infusión es mano de santo.

-¿Qué cena recomienda a los trasnochadores?

-Dos o tres recetas del libro para aguantar toda la noche. Cualquiera de mis recetas porque sientan bien, con pocas grasas, digestivas y fáciles de hacer.

-¿Engorda la thermomix?

-La thermomix engorda por una razón: muchos la usan para el arroz con leche, las croquetas y este tipo de cosas.

-¿El picante por la noche es afrodisiaco o demoniaco?

-Afrodisiaca es la noche, el picante es fuerte para la digestión, sobre todo con cierta edad. Cuando eras más joven todo sentaba bien, pero ahora hay que huir a veces del picante. De todas formas, los años se notan en cosas malas y en otras buenas. Yo con 42 años me encuentro en mi mejor edad.

-¿Le ve futuro a su receta de la calabapizza y que aparezca en los restaurantes de media España?

-No, porque es demasiada sencilla, pero es una receta que hace muchísima gente. No hay día en que no me lo digan en las redes sociales. Una vez que la calabapizza entra en tu casa es para quedarse.

-Cuando me dijeron que entrevistara a una vídeo-bloguera esperaba a una adolescente...

-Cuando empecé ya era de las mayores, fue hace diez años y era otra historia. Un blog se asemejaba a un diario personal, igual que el vídeo-blog; contabas tus cosas, pero todo este boom de youtubers que vino detrás han reinventado la historia, ellos hacen cosas muy divertidas y muy diferentes. Y son mucho más jovencitos. Yo soy la mamá.

-¿Empezó dando consejos sobre cosméticos inspirada por la canción No me mires de Mecano?

-No, pero con ellos descubrí lo mayor que era. Hace muchos años subí un vídeo a internet con la canción Me colé en una fiesta y la gente me preguntaba que cuál era el grupo. Y yo pensando: "¿Existe gente que no conoce Mecano y ya sabe hablar?". Me parecía imposible, no daba crédito.

-¿Algún remedio para enmascarar mis ojeras?

-Las ojeras pueden ser genéticas, de un tema hormonal, de alguna carencia... y eso no tiene solución. Si es por trasnochar, hay que descansar más y puede hacerse una mascarilla que tengo con posos de café que es maravillosa.

-¿Es posible ser feliz hoy con un Nokia de 1998 y sin haber probado la quinoa?

-Es totalmente posible ser feliz sin muchísimas cosas, pero creo que si no prueba la quinoa no se pierde nada. Ahora bien, no se puede vivir sin probar los niguiris de pez mantequilla con trufa, eso es maravilloso. Quien usa un móvil de 1998 se está tirando piedras contra su propio tejado porque los nuevos dispositivos facilitan la vida.

-Fue profesora de instituto. ¿Es sano para los chavales tanta sobreexposición tecnológica?

-Me siento muy carca en este sentido porque me estoy cansando del uso de las redes sociales. En Instagram, que me encanta, últimamente entro y me satura, no me gusta lo que veo; ni lo que oigo, porque les está empezando a afectar a chavalitos ver la vida tan irreal de otras personas y este tipo de cosas que está generando enfermedades y problemas. Nos estamos equivocando en algo.

-Tenemos que vernos más es el anuncio de la amistad de Ruavieja. ¿Las teclas suplen los abrazos?

-En mi vida no. No veo mal lo de las teclas porque te acercan a gente a la que no puedes dar un abrazo.

-Dijo en una entrevista: "Valoro muchísimo de mi madre, pero ella no le da valor a lo que hace".

-Claro, ella cocina como los ángeles y le quita importancia: "Nada, hija, si esto se hace solo". Como si ella no tuviera ningún valor. "La fabada es comprar buenos ingredientes", dice siempre. "Algo más tendrá, mamá", le respondo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios