Entrevista a María Marte

"Ante esta Semana Santa es tiempo quizás de ser más creyentes"

  • La chef dominicana que triunfó en Madrid, actualmente en proyecto sociales en su país natal, ha creado 'La Última Cena' de este año para Canal Historia

La chef María Marte La chef María Marte

La chef María Marte / Historia. Nines Mínguez

Cuando llegó a Madrid limpiaba en una peluquería y en un restaurante y, como en un cuento, de lavar los platos, fijándose en lo que hacían los demás, se convirtió en la chef. María Marte dejó hace dos años el restaurante madrileño Club Allard luciendo dos estrellas Michelin.  "Por lo que me ha pasado a mí, puedo decir que hay personas que están destinadas a lo que deben hacer. Y yo encontré que debía dedicarme a dar de comer a los demás”, relata esta madre dominicana de 43 años y que 16 primaveras atrás llegó a España. Ahora está centrada en proyectos sociales tanto en su país como en España. Para Canal Historia acaba de encabezar la octava edición de La Última Cena, programa que se ofrece en estos señalados días en este cadena de las plataformas de pago.

–Usted se encuentra en estos momentos en la República Dominicana, su país natal ¿Cómo está viviendo esta etapa de confinamiento que sufre España, donde desarrolla su profesión?

–La crisis me encontró en mi país. La época que está viviendo España, toda Europa, en este momento sinceramente me tiene muy triste. Se pasa muy mal también desde aquí porque se vive con tanta preocupación como si estuviera en España. Enterarme a diario de que está muriendo tanta gente cercana a mí es algo inconsolable. Es espantoso. Me siento más triste que nunca.

"Me identifico con el potaje de gandules verde. Ese es un plato que es tradición en mi país en la época de Semana Santa"

–¿Volverá en cuanto pueda a España?

–Volver a España no sería la expresión. Yo nunca he dejado de estar ahí. España es mi casa. Es mi segunda casa. Ay, mi España querida, espero regresar lo antes posible.

–¿Cómo desarrolló la confección del menú de La Última Cena para Canal Historia con motivo de esta Semana Santa?

–La confección de este menú fue un conjunto de cosas interesantes. Primero, empezar por descubrir que había en aquel entonces en los campos de Palestina, hicimos un racional de cada plato y luego nos pusimos manos a la obra. Sinceramente fue una experiencia maravillosa y con mucho aprendizaje para mí. Ha sido una experiencia diferente y estimulante, entre la gastronomía y la Historia.

–¿Con qué plato inspirado de aquella cena de hace casi 2.000 años se ha identificado más?

–De las expresadas en el menú con la que me identifico más es el potaje de gandules verde. Ese es un plato que es tradición en mi país en la época de Semana Santa. Para mí es sentirme en esos días de pequeña.

–Unos de los pescados que usted incluye es el más humilde, la sardina.

–Sardina ahumada. Humilde pero muy potente de sabor. Y el plato de cordero tiene todo su símbolo, por supuesto.

–¿Sin ser creyente no sería posible hacer este menú con la pasión con la que usted ha trasladado?

–Si no eres creyente no creo que te puedas meter de igual manera en tan importante papel de recrear la cena de Jesucristo y los apóstoles. Mis creencias me ayudaron mucho para desarrollar un proyecto de esta importancia para el Canal Historia. Otros compañeros como Ángel León, Quique Dacosta o Paco Roncero me antecedieron y dejaron este listón muy alto.

–¿Qué sensación cree que tendremos todos los cristianos ante una Semana Santa truncada en la calle como la de este año?

–Una Semana Santa truncada como la que estamos viviendo desde tantos días atrás no será lo mismo, pero creo que todo pasa realmente por algo. Es tiempo de reflexionar. Ante esta Semana Santa quizás es tiempo de ser más creyentes.

–¿Cómo vivía usted la Semana Santa de pequeña en Santo Domingo?

–Cuando era pequeña vivía y esperaba la Semana Santa con mucho entusiasmo, mi madre me hacía ir a las procesiones que también son preciosas por acá. Y por supuesto me encantaba todo lo diferente que se comía en esa época del año. Son unos días especiales.

María Marte con el potaje de gandules verdes María Marte con el potaje de gandules verdes

María Marte con el potaje de gandules verdes / Historia

–¿Cuál sería el mensaje de ánimo para nosotros que usted lanzaría desde América?

–En este tiempo tan difícil que se está viviendo en España sólo puedo decir que mi corazón está con ustedes. Mi corazón y el de todo mi país. No estamos lejos. España volverá a ser el gran país que es, y mejor aún, será cada día más grande. Así será. Que Dios les proteja.

"Cocinar en casa es fácil y rico. Es el momento de ponerse a ello"

–¿Cómo le gustaría ayudar tras esta etapa de crisis general de confinamiento?

–En esta época de crisis que estamos viviendo estoy haciendo lo que más me apasiona después de cocinar: ayudando a quienes más lo necesitan, llevando raciones de comida a personas de escasos recursos, que es lo que estoy haciendo en mi país. Si hay que ayudar después en España, ahí estaré.

–¿Qué sugerencia nos hace en estos momentos para hacer en casa, algo fácil y rico?

–Cocinar en casa es fácil y rico. Es el momento de ponerse a ello. Hay que cocinar y ahora hay recetarios por todas partes. Mi mejor sugerencia personal es que aprovechen las frutas, verduras y hortalizas de temporada. El campo español es inmenso y siguen trabajando. Es incluso un reconocimiento. Ayudemos entre todos comprando productos locales del momento. Y esas frutas y verduras comerlas casi crudas, para mantener las propiedades y vitaminas que tienen. Muchas ensaladas, de verduras y de frutas.

–¿La despensa debe ser nuestra farmacia más próxima?

–Bien dicho. Una comida sana y equilibrada es lo mejor que a ayuda a nuestras defensas y sistema inmunológico. Es el momento de ponerlo en práctica ya que han de estar en casa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios