PEDRO DOMECQ | Empresario y responsable de la firma Fumarel

"No pensamos en moda, sino en combinar rendimiento y polivalencia"

"No pensamos en moda, sino en combinar rendimiento y polivalencia" "No pensamos en moda, sino en combinar rendimiento y polivalencia"

"No pensamos en moda, sino en combinar rendimiento y polivalencia" / M. G.

Todavía no había nacido cuando su padre, Cosme Domecq, fundó Fumarel junto a su mejor amigo, Gabriel Narváez. Así, desde 1987, la firma se coló en la casa de este joven empresario para acompañarlo de por vida. Vinculado a la marca desde bien pequeño, Domecq vio a su padre trabajar día a día con pasión e ilusión, algo que caló muy hondo en él. De ahí que el relanzamiento de la firma, sustentado en esa pasión e ilusión que le infundió su padre, fuese su trabajo de fin de carrera. Ahora su reto es alcanzar el mismo éxito manteniendo los mismos valores.

-¿Qué diferencia hay entre el Fumarel de 1987 y el de 2018?

-Tienen más similitudes que diferencias. El Fumarel de hoy conserva el mismo espíritu aventurero y deportivo que el que fundó mi padre en 1987. Nuestros clientes tienen un buen recuerdo de las prendas que compraron hace años por su calidad y tecnicidad y para nosotros es importantísimo que estas mismas personas vuelvan a quedar satisfechas con lo que ofrece la marca. No obstante, estamos dando un paso más en innovación. La diferencia fundamental es que antes comprábamos los tejidos técnicos y ahora somos nosotros los que desarrollamos nuestros propios tejidos.

"Para mantener la fidelidad de nuestros clientes hay que ser muy coherentes con el pasado"

-¿En qué consiste el relanzamiento de la firma y qué lo mueve a hacerlo ahora?

-Cuando empecé la carrera en el Instituto de Empresa me propuse aprender lo máximo para poder emprender y mi trabajo de fin de carrera lo hice sobre el relanzamiento de nuestra marca familiar en el entorno digital. Tras seis meses de prácticas en Deloitte conseguí que toda la familia me apoyase para dedicarme a relanzar la marca. En cuanto al relanzamiento, la idea principal es conseguir un producto con el mismo espíritu y enfocado al mismo público objetivo, pero centrándonos en la innovación en tejidos y aplicando las infinitas posibilidades que ofrece el mundo digital.

-La premisa de Fumarel siempre ha sido crear ropa y complementos basados en el confort y lo práctico. ¿Se mantiene en esa línea?

-Para mantener la fidelidad de nuestros clientes hay que ser muy coherentes con el pasado y tener claro lo que ellos esperan de la marca. Invertimos mucho tiempo y recursos en investigar con nuestros fabricantes en innovación y en mejoras posibles utilizando los últimos avances tecnológicos para desarrollar nuevos tejidos. Por otro lado, la atención a los colores y acabados es algo que nos diferencia y que sabemos que tenemos que seguir cuidando.

-¿Resulta complicado mantenerse firme en un campo tan acotado ahora que las firmas cada vez quieren abarcar más y, en consecuencia, tienen una mayor oferta?

-Es verdad que hay una oferta enorme y además se puede acceder con facilidad a ella a través de internet. Pero nuestra propuesta de valor es firme y muy clara. Intentamos hacer ropa con los máximos estándares de calidad del mercado, con unos patrones muy estudiados para que las prendas sirvan para practicar algunos deportes y sean cómodas para vestir de manera desenfadada, en colores que son muy característicos de la marca y con unos tactos y acabados especiales. El cliente que busca y entiende nuestro producto se convierte en un cliente fiel de la marca, y eso es lo que más valoramos y protegemos.

-Sus artículos se prueban en entornos reales para ver si cumplen los objetivos. ¿Hasta qué punto tecnología y moda van de la mano?

-La moda es algo que se lleva en un momento determinado y ello implica que al poco tiempo se lleve otra cosa. La compra de una prenda para protegerse del frío y la lluvia no se decide tanto en función de esa estética, sino en función de su rendimiento. No pensamos en moda, sino en combinar el rendimiento y la polivalencia de la prenda con diseños clásicos y cómodos.

-¿Qué supuso para la firma vestir al Equipo Olímpico Español en los Juegos Olímpicos de la Juventud celebrados en Moscú?

-A nivel de marca fue una gran experiencia pues sirvió posteriormente para ganar el concurso del Comité Olímpico Español (COE) para vestir al Equipo Olímpico Español en los Juegos Olímpicos de Sidney 2000. Estos eventos sirvieron para transmitir nuestro espíritu técnico y deportivo, además de promover valores del deporte como la superación, el esfuerzo o el trabajo en equipo.

-Fumarel ha estado presente en múltiples eventos deportivos. ¿Qué evento o qué deportista sería su mejor escaparate en estos momentos?

-Durante varios años estuvimos patrocinando un equipo de mushing en la carrera de trineos Pirena. En 2005 estuvimos valorando participar en la Iditarod, la carrera de trineos más impresionante del mundo, que se celebra en Alaska y en la que murió Félix Rodríguez de la Fuente. Quisimos hacerlo en colaboración con TVE para conmemorar el 25 aniversario de su muerte, pero hubo inconvenientes técnicos para organizar un buen equipo y finalmente no se realizó. Este es el evento en el que más nos gustaría estar en el futuro.

-¿Es difícil competir con firmas internacionales en los eventos deportivos?

-Sí, pero esto no es algo que nos preocupa en este momento ya que no tenemos ninguna prioridad en patrocinar eventos, sino que puntualmente hemos estado y estaremos cuando se den oportunidades concretas.

-¿Un evento deportivo en el que sueñen estar presentes?

-Nos gusta la Iditarod y la Copa América de Vela.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios