Crisis en Cataluña

La Cámara catalana desafía de nuevo al Constitucional

  • El 'Parlament' se reafirma en la declaración fundacional del 'procés' del 9 de noviembre de 2015 pese al aviso desfavorable de los letrados

El presidente catalán, Quim Torra, observa ayer desde su escaño en el 'Parlament', rodeado de asientos vacíos con los lazos amarillos por los políticos presos. El presidente catalán, Quim Torra, observa ayer desde su escaño en el 'Parlament', rodeado de asientos vacíos con los lazos amarillos por los políticos presos.

El presidente catalán, Quim Torra, observa ayer desde su escaño en el 'Parlament', rodeado de asientos vacíos con los lazos amarillos por los políticos presos. / Quique García / efe

Comentarios 1

El Parlament aprobó este jueves la moción transaccionada entre JxCat, ERC y la CUP por la que la Cámara catalana se reafirma en los objetivos políticos de la resolución independentista del 9 de noviembre de 2015 que el Tribunal Constitucional (TC) suspendió. La moción ha salido adelante con los votos a favor de JxCat, ERC y la CUP, con la abstención de los comuns y sin ningún voto más, ya que los diputados de Ciudadanos (C's), PSC y PP no votaron.

Antes de comenzar el debate, el presidente de la Cámara, Roger Torrent, leyó una nota que le habían enviado los letrados del Parlament en la que recomendaban "no tramitar la moción" por ir contra las resoluciones del TC, motivo por el que PP, PSC y C's no votaron y la formación naranja escenificó su protesta levantando las manos sus diputados.

La moción la había presentado la CUP y, después de una negociación, se adhirieron JxCat y ERC tras modificar el redactado: en la original los cupaires pedían una reafirmación de la Cámara en los objetivos de la resolución independentista, mientras que en la definitiva se concreta que la reafirmación es sobre los "objetivos políticos" de la misma.

Cuando se presentó el original, C's, PP y PSC pidieron a la Mesa -con mayoría independentista- reconsiderar la aceptación a trámite de la moción por considerar que iba contra las resoluciones del TC y de la obligación encomendada por el Alto Tribunal a la Mesa de impedir toda iniciativa que desatendiera las resoluciones judiciales y desarrollara el proyecto independentista.

Una vez transaccionada, los letrados advirtieron a Torrent que la transacción "no resuelve" la contradicción que supone el trámite de la moción con las resoluciones judiciales del TC, pero el presidente dio continuidad a la sesión, se debatió, votó y fue aprobada. Los comunes aceptaron su debate y votación porque defienden que se puedan abordar en el Pleno todas las cuestiones, aunque la portavoz del grupo, Elisenda Alamany, justificó su abstención por creer en los grandes consensos y no en "mociones y proclamaciones simbólicas".

Asimismo, el presidente catalán, Quim Torra, agradeció al jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, poder "hablar de todo" en la reunión del próximo lunes y, aunque contempla que pueda no haber avances, espera que la cita sirva para "deshelar" la situación y propiciar un segundo encuentro en septiembre.

Torra, que visitará a la ex presidenta del Parlament Carme Forcadell y la ex consellera Dolors Bassa en la prisión de Figueras, se refirió a la reunión del próximo lunes en La Moncloa durante el Pleno de ayer. Advirtió que planteará a Sánchez analizar la situación política y pondrá sobre la mesa cómo pretende que Cataluña "culmine el ejercicio del derecho a la autodeterminación".

Admitió que le gustaría que Sánchez le diera "la misma respuesta que tuvo Cameron" cuando, como primer ministro del Reino Unido, negoció con el Gobierno escocés el referéndum.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios