Elecciones catalanas

Ciudadanos sufre otro derrumbe histórico tras el 10-N al perder el 83% de sus escaños en el Parlament

El candidato a la presidencia de la Generalitat por Ciudadanos Carlos Carrizosa (i) y la presidenta del partido Inés Arrimadas comparecen para valorar los resultados electorales. El candidato a la presidencia de la Generalitat por Ciudadanos  Carlos Carrizosa (i) y la presidenta del partido Inés Arrimadas comparecen para valorar los resultados electorales.

El candidato a la presidencia de la Generalitat por Ciudadanos Carlos Carrizosa (i) y la presidenta del partido Inés Arrimadas comparecen para valorar los resultados electorales. / Efe

Ciudadanos ha sufrido otro derrumbe histórico al obtener un 5,56% de los votos y seis escaños en las elecciones al Parlament de Cataluña celebradas este domingo, en las que ha perdido el 83% de los diputados que consiguió en 2017, según los resultados con el 91,45% de los votos escrutados. Esta caída de casi 20 puntos porcentuales y 30 escaños supone un nuevo golpe para Cs en la etapa liderada por Inés Arrimadas, tras el batacazo sufrido en los comicios generales de noviembre de 2019.

Después de ganar las elecciones catalanas del 21 de diciembre de 2017, superando a Junts per Catalunya (JxCat) y a Esquerra Republicana (ERC) aunque sin poder formar gobierno por falta de una mayoría parlamentaria, Cs ha caído ahora al séptimo puesto.

Aparte de quedar por detrás de ERC y JxCat, el partido naranja pierde su posición como principal exponente de las fuerzas constitucionalistas en Cataluña en beneficio del PSC, que le saca 27 escaños. Pero, además, ha sido superado por Vox, que entra con fuerza en el Parlament con once diputados, por la CUP, que sube a nueve representantes, y por En Comú Podem, que se mantiene con ocho.

La formación naranja se ha quedado con una sexta parte de su representación parlamentaria en la comunidad autónoma donde hasta ahora tenía más diputados. No solo es un fracaso para el candidato a la Generalitat, Carlos Carrizosa, sino también para Arrimadas, que se volcó en la campaña electoral y que ve cómo el partido no es capaz de remontar tras los malos resultados de las generales del 10 de noviembre de 2019.

Entonces se quedaron con solo diez diputados en el Congreso, frente a los 57 que lograron en abril, y el hundimiento fue especialmente significativo en Cataluña. Allí se dejaron más de 260.000 votantes respecto a los comicios generales de abril, pasaron de un 11,5% de los votos a un 5,6% y perdieron tres de sus cinco diputados en las circunscripciones catalanas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios