España

Cs ultima sus requisitos para abrazar los PGE de Sánchez

  • La divergencia por las cuentas acrecienta la brecha entre los partidos independentistas

Pedro Sánchez e Inés Arrimadas se saludan en La Moncloa en septiembre. Pedro Sánchez e Inés Arrimadas se saludan en La Moncloa en septiembre.

Pedro Sánchez e Inés Arrimadas se saludan en La Moncloa en septiembre. / Fernando Villar / Efe

El proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2021 afronta esta semana su primer hito con el debate de las siete enmiendas a la totalidad presentadas por sendos grupos, que previsiblemente serán rechazadas y permitirán continuar la tramitación de las cuentas. El debate arrancará el miércoles a las 12:00 con la defensa de las cuentas por parte de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y continuará después con las intervenciones de los grupos para argumentar sus vetos, de mayor a menor.

La votación de las siete enmiendas a la totalidad, presentadas por PP, VOX, JxCat, Coalición Canaria (CC), Foro Asturias, BNG y la CUP está prevista para el jueves y se hará de forma conjunta. Estos vetos serán probablemente rechazados con la mayoría que conforman los partidos que apoyaron la investidura, ERC y Ciudadanos, que también ha apelado a la responsabilidad ante la pandemia del Covid-19.

El partido liderado por Inés Arrimadas está cerca de llegar a un acuerdo para respaldar las cuentas, para contrariedad de Podemos. El Comité Permanente de Cs se reunirá hoy para establecer "nuevas condiciones" para apoyar el proyecto presupuestario para 2021, aseguró el portavoz del partido en el Congreso, Edmundo Bal, quien afirmó en un vídeo su intención de hacer "una oposición constructiva" para mejorar los PGE y aseguró haber "conseguido" que no suba el impuesto de hidrocarburos para el diésel (como recogen las cuentas) o que no suba el IVA para la educación concertada (como se barajó en las negociaciones entre PSOE y Podemos).

Además, Cs pidió al Gobierno incorporar a las cuentas una ayuda económica a fondo perdido para pymes, a lo que unirá "nuevas condiciones" para ayudar a las clases medias y trabajadoras y garantizar la igualdad de los ciudadanos. Bal afeó que algunos grupos veten unos Presupuestos "que son una necesidad nacional" porque consideran que hacer oposición es "decir no siempre a todo lo que el Gobierno plantee, aunque sea bueno para los españoles".

Mientras, las posturas divergentes sobre la tramitación de los PGE acrecientan aún más la brecha en el seno del independentismo, especialmente entre los socios de Gobierno, JxCat y ERC, a falta de tres meses para las elecciones catalanas del 14 de febrero. El trayecto del proyecto de las cuentas deberá sortear su primer escollo con el debate de las siete enmiendas a la totalidad, entre ellas las de Junts per Catalunya y la CUP, aunque con toda probabilidad serán rechazadas y se proseguirá con la tramitación.

Un debate en el Congreso al que los partidos independentistas acuden con posiciones antagónicas: en contraposición a JxCat y la CUP y sus enmiendas a la totalidad, ERC y PDeCAT son en cambio partidarios de permitir la tramitación en un escenario de pandemia y negociar con el Ejecutivo.

Una actitud que provocó ayer duras críticas de JxCat a esas dos formaciones. "La enmienda a la totalidad es un toque de atención. Nos sorprende la predisposición acrítica de otras formaciones políticas cuando ya sabemos que el Gobierno no cumple nada", señaló la vicepresidenta y portavoz de JxCat, Elsa Artadi.

Si bien desde JxCat se sigue insistiendo en que habrá voluntad de "sentarse y negociar" con La Moncloa sobre las cuentas más adelante, Artadi mantuvo la línea argumental expresada en los últimos días por la portavoz en el Congreso, Laura Borràs, al lamentar que son unos presupuestos "insuficientes para Cataluña".

Una postura que difiere claramente ERC, que tiene clara su decisión de no presentar una enmienda a la totalidad, dado que considera una grave irresponsabilidad bloquear su tramitación en el contexto actual de pandemia. Los republicanos se mantienen pues en la misma casilla que el PDeCAT, que calificó de "incomprensible" que JxCat presente enmienda a la totalidad: "No entendemos qué ganan los catalanes simplemente porque se retornen y no se negocien los presupuestos", dijo el secretario de organización del PDeCAT y diputado en el Congreso, Ferran Bel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios