Primarias en el PP

Feijoó deja paso a Soraya

  • El presidente de la Xunta opta por quedarse en Galicia, por lo que el PP se dirige hacia unas elecciones primarias abiertas y discutidas entre Cospedal y Sáenz de Santamaría

Comentarios 5

Con algunas lágrimas y la voz tomada, Alberto Núñez Feijoó ha anunciado en Santiago que no se presentará a las primarias del PP, con lo que la carrera para elegir al sucesor parece que será cosa de dos mujeres: María Dolores de Cospedal, que ha convocado a los suyos este martes, y de Soraya Sáenz de Santamaría. La poderosa agrupación del PP andaluz, que es la que envía más compromisarios al congreso y que es la que cuenta con más electores, había hecho una apuesta doble: o por Feijoó o por Sáenz de Santamaría. La ex ex vicepresidenta aún no ha dado muestras de sus intenciones. Los populares andaluces se han quedado desconcertados.

Núñez Feijoó convocó en la tarde del lunes a invitados, dirigentes gallegos del PP y periodista para realizar su anuncio en un escenario que anticipaba un salto a Madrid. Pero no ha sido así. Finalmente, el preferido de muchos en el PP ha decidido seguir en la Xunta. La actual secretaria general, María Dolores de Cospedal, explicará este martes qué hará.

El vicesecretario Pablo Casado ha sido el último en anunciar su candidatura, pero ésta nace con serias dificultades. A la vez que el vicesecretario llegaba a la sede de Génova, se conocía que el juzgado de Madrid que puede investigar el caso de su máster en la Rey Juan Carlos ha preguntado al Congreso por el aforamiento de este diputado. El salto de Casado y el descarte de Feijoó ha causado cierta perplejidad en el PP, donde sus dirigentes creían que estas primarias se resolverían pronto y con un candidato de consenso.

Además de Casado, ha anunciado candidaturas el ex ministro José Manuel García Margallo y el diputado José Ramón García-Hernández.

Hasta el miércoles

Los candidatos tienen tiempo hasta el miércoles 20 de junio para presentar los avales. El requisito es mínimo, bastan con 100 firmas. Una vez que queden proclamados, habrá una campaña electoral que durará del 23 de junio al 4 de julio.

La primera votación se producirá en las sedes de los populares el 6 de julio. Todos aquellos que obtengan más del 10% pasarán a una segunda elección, que correrá a cargo de los compromisarios del congreso. Este cónclave se celebrará el 20 y 21 de julio. Pero hay un modo de que el candidato se elija en las urnas. Si uno de ellos obtuviese más del 50% de los votos o sacase 15 puntos de ventaja al segundo o ganase por más de la mitad de los apoyos en la mitad de la circunscripciones, se proclamaría presidente del PP a la espera de pasar por el trámite del congreso.

Los compromisarios de este cónclave también se elijen el 6 de julio, en una segunda urna colocada en las sedes.

Los cálculos de los dirigentes del PP es que el proceso abierto por la dimisión de Mariano Rajoy iba a transcurrir con normalidad, con un candidato de consenso que evitase abrir en canal al partido, que es lo que suele ocurrir en todas las primarias. A falta de conocer la última decisión de Cospedal, todo indica que el partido se aproxima a unas elecciones internas a cara de perro.

El PP de Juanma Moreno había hecho una apuesta por la candidatura de Feijoó o de Sáenz de Santamaría. Los dirigentes andaluces tienen muy buena relación con el presidente gallego, pero algunos de ellos, como Moreno o Fátima Báñez, están liados claramente con la ex ex ex vicepresidenta. Quien cuenta con pocos apoyos en Andalucía es María Dolores de Cospedal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios