España

El Gobierno no descarta enviar al CIE a inmigrantes del 'Aquarius'

  • Los tres barcos llegarán de forma escalonada y se tratarán los casos de forma individualizada

Valencia ha empezado a desplegar equipos de respuesta inmediata de emergencias ante la llegada del Aquarius y otros dos barcos con 630 migrantes, que se espera que arriben de escalonada con intervalos de entre dos y tres horas para que dé tiempo a una primera asistencia sanitaria, psicológica y jurídica.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, se reunió ayer con el president de la Generalitat, Ximo Puig, y con la vicepresidenta del Gobierno valenciano, Mónica Oltra, para coordinar la acogida de los inmigrantes, prevista, como pronto, a última hora del sábado, y explicó en rueda de prensa que la intención de las administraciones es que tengan una atención "respetuosa y acogedora", sin representantes políticos.

Calvo admitió su preocupación por los menores y mujeres que hayan podido ser víctimas de abusos y tráfico de seres humanos y afirmó que se atenderá de forma "individualizada" a cada inmigrante para ver el estatus que le corresponde y que se cumplirán los "protocolos" establecidos y a los que "obliga la legislación nacional e internacional".

Según Calvo, algunos de los inmigrantes irán al Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) y otros directamente a centros de ayuda humanitaria de políticas sociales, "dependiendo" de sus condiciones, y añadió que estarán "atentos a qué personas piden asilo".

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, tras haber asegurado que el tratamiento a los 630 migrantes será el mismo que el que se da a los que llegan en pateras, sostuvo ayer en Ávila, al ser preguntado por este extremo y si podrían terminar en un CIE, que la ley "posibilita" un "trato específico" para casos como el de este buque y sus 630 refugiados.

Para el alcalde de Valencia, Joan Ribó, "se ha de modificar seriamente" la política de migración y de refugiados en la Unión Europea porque "evidentemente no está dando resultado".

En declaraciones a Efe, la portavoz de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), Paloma Favieres, indicó que el asilo es uno de los derechos que asisten a las personas refugiadas, pero no a todos los inmigrantes; aunque dentro del Aquarius "habrá muchos" que sí reúnan los requisitos para acceder a ese estatuto, los que no lo hagan podrán ser amparados por otras vías de protección internacional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios