España

Moncloa insta al ‘Govern’ a desbloquear los Presupuestos ante la presión callejera

  • El Gobierno aprovecha la tormenta social desatada en Cataluña por los recortes para instar a los independentistas a que apoyen las cuentas de 2019 porque “no tienen excusa”

Manifestación de miles de trabajadores públicos de la Generalitat y estudiantes universitarios y de secundaria este jueves en Barcelona. Manifestación de miles de trabajadores públicos de la Generalitat y estudiantes universitarios y de secundaria este jueves en Barcelona.

Manifestación de miles de trabajadores públicos de la Generalitat y estudiantes universitarios y de secundaria este jueves en Barcelona. / Alejandro García (EFE) (Barcelona)

El Gobierno de Pedro Sánchez se resiste a tirar la toalla en la negociación de los Presupuestos y quiere aprovechar la tormenta social desatada en Cataluña por colectivos como funcionarios, médicos, estudiantes y bomberos para que esa presión ciudadana doblegue a ERC y PDECat y se replanteen su negativa a dar luz verde a las cuentas del Ejecutivo socialista.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, aprovechó este jueves el enrarecido clima callejero para invitar a los independentistas a que apoyen los Presupuestos del Ejecutivo socialista porque "serán buenos para Cataluña" y contribuirán a dar respuesta a las necesidades de buena parte de los catalanes, que ayer salieron a la calle para protestar por años de recortes en educación y sanidad. "A los ciudadanos siempre hay que escucharlos y a los problemas darles respuesta", señaló la vicepresidenta.

También insistió la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que espera que la protestas contra los recortes lleven a los independentistas a reflexionar sobre la necesidad de que apoyen los Presupuestos para 2019 porque, a su juicio, "no tienen excusa" para no hacerlo.

Así lo comentó la titular de Hacienda en declaraciones en el Congreso, donde tachó de "contradictorio" que, por un lado, desde la Generalitat se pidan más recursos al Estado y, por otro, se bloquee el mecanismo que los procuraría.

"Por una parte acusan al Gobierno de España y al resto del Estado de no aportar recursos suficientes para Cataluña, pero por otra parte se niegan a apoyar los Presupuestos o intentan plantear cuestiones que saben que el Gobierno no va a apoyar y, por tanto, se autoexcluyen del debate", explicó.

En la misma línea, el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, manifestó que "más allá del procés está la vida real de todos los días y los problemas de la gente" e instó a la Generalitat de Cataluña a "atender estas reivindicaciones como cualquier otro Gobierno".

La reducción de los gastos en la administración regional catalana comenzó en 2011, en plena crisis económica, y disparó la conflictividad en las calles, aunque posteriormente se canalizó a través de los partidos secesionistas en el Gobierno autonómico, que atribuyó los problemas económicos a la falta de financiación por parte del Ejecutivo central y plantearon como solución la independencia.

El Govern afronta un aumento de las protestas de funcionarios y estudiantes que reclaman desde hace días el fin de los recortes que ha aplicado desde el inicio de la crisis económicas. Las protestas, que han ido en aumento a lo largo de la semana, comenzaron el pasado lunes con una huelga de médicos de asistencia primaria, que prolongarán hasta este viernes, y a las que se sumaron el miércoles bomberos, profesores y estudiantes universitarios.

Los empleados públicos se sumaron este jueves a una manifestación conjunta en Barcelona, en la que miles de integrantes de todos los colectivos (30.000 según los organizadores y 8.000 según la Policía Local) pidieron recuperar el poder adquisitivo perdido, alivio a la sobrecarga de trabajo, más recursos y otras mejoras laborales y sociales.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios