Política Nacional

Pablo Casado no descarta gobernar con el apoyo de VOX si eso le permite tener el Gobierno de España

  • El líder de la oposición ha acudido a una entrevista de TVE, donde ha hablado sobre Ayuso, sus aspiraciones al Gobierno y sobre Sánchez y Puigdemont

Pablo Casado en TVE

Pablo Casado en TVE

El líder del PP, Pablo Casado ha acudido a TVE para ser entrevistado. Cataluña, VOX, Ayuso y el Gobierno de Pedro Sánchez, entre los principales temas de los que ha hablado. 

Sobre VOX ha expresado que no descarta pactar con el partido de Santiago Abascal, si eso le permite llegar a la Moncloa y echar a Sánchez del Gobierno. Sobre Ayuso, ha esgrimido que no teme por su liderazgo al frente del partido y sobre Puigdemont ha acusado al Gobierno de Pedro Sánchez de quedarse de "brazos cruzados" ante la detención del ex presidente catalán en la isla de Cerdeña.

Casado busca Gobierno en solitario y acuerdos puntuales a izquierda y derecha

 El líder del PP, Pablo Casado, ha apuntado este lunes que aspira a gobernar en solitario, si logra imponerse "a la izquierda y al independentismo", y hacerlo con acuerdos "puntuales" de un "eje o de otro". A la izquierda o a la derecha.

"Lo de menos son las alianzas que haya que hacer a un lado u a otro porque no habrá alternativa al PP", ha afirmado el líder de la oposición en una entrevista con Televisión Española, después de cerrar ayer la convención nacional de su partido.

Y ha aludido a dos ejemplos para dibujar el panorama electoral con el que espera acceder a La Moncloa: el Gobierno que Mariano Rajoy logró armar en 2016 gracias a la abstención del PSOE y lo ocurrido en Madrid en las últimas elecciones autonómicas, donde la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, se ha impuesto en solitario a la izquierda.

Preguntado por Vox, el partido con el que según todos los sondeos tendrá que pactar para armar una mayoría, ha evitado aclarar si considera que esta formación es populista o si la calificaría de radical y ha aludido por contra a la radicalidad del Gobierno de Pedro Sánchez.

Ve Casado al Ejecutivo de PSOE y Unidas Podemos como el más radical de Europa, más que los de Viktor Orbán en Hungría o que el Gobierno polaco, por sus pactos con el independentismo y con EH Bildu, al que considera "brazo político" de ETA.

"A la gente le da igual cómo me lleve yo con Santiago Abascal o con Pedro Sánchez", está preocupada por el precio de la luz o por los 90.000 parados más", ha dicho al ser preguntado por su relación con el líder de Vox, con el que no habla desde que el PP votó no a la moción de censura.

El líder de los populares ha apuntado además que con Vox le une la unidad de España, pero difieren respecto al europeísmo, el estado autonómico o la defensa de una política transversal frente a una de bloques.

Respecto a la convención nacional del PP, Casado ha negado que fuese un error invitar al expresidente de Francia Nicolás Sarkozy, condenado por corrupción, porque acudió a hablar de su papel en la lucha contra ETA o contra el independentismo.

El líder del PP ha negado además que los casos de corrupción que investiga la justicia puedan provocar desgaste en el PP porque su dirección no va a tolerar ninguna conducta que no sea "ejemplar", no ya "irregular", lo que a su juicio deben determinar los jueces.

Cataluña y Puigdemont

Ha acusado este lunes al Gobierno de Pedro Sánchez de estar "cruzado de brazos" en relación con el ex presidente de la Generalitat Carles Puigdemont y ha achacado a esa actitud el hecho de que la Justicia italiana haya suspendido la extradición de Puigdemont a la espera de que resuelva el Tribunal de la Unión Europea.

En la citada entrevista de TVE, Casado ha señalado que el Gobierno "no solo está cruzado de brazos" sino que está "deseando" que no se entregue a Puigdemont a España porque supondría "reventar" la llamada 'operación diálogo' y la legislatura.

A renglón seguido, ha señalado que durante muchos añoso Batasuna no fue considerada una organización terrorista pero cuando hubo un "impulso político", entonces se "movió la Justicia europea". "En este caso, la Justicia italiana está viendo que en España se indulta", ha manifestado, para añadir que si él gobierna hará una "campaña diplomática internacional" para explicar lo que ha ocurrido en Cataluña.

Casado dice que "no puede opinar" si Ayuso debe presidir el PP de Madrid porque la decisión corresponde a los militantes

El líder del Partido Popular, Pablo Casado, ha asegurado este lunes que serán los militantes del PP los que tendrán que decidir quién preside el partido en Madrid y ha recalcado que él "no puede opinar" si la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, debe dirigir la formación en Madrid.

"Tendrán que decidir los militantes quién quiere que lidere el partido en Madrid. Yo no puedo opinar y no he opinado en los congresos que hemos tenido y llevamos ya 60", ha afirmado Casado, que ha añadido que es "público y notorio el apoyo que siempre" ha dado a Madrid y a sus "máximos representantes".

Ante la petición pública que hizo Ayuso hace dos semanas de adelantar ese congreso regional para preparar las elecciones de 2023, Casado ha indicado que la Junta Directiva Nacional acordó que los congresos uniprovinciales de autonomías como Madrid se celebrarían en "el primer semestre de 2022". 

Dicho esto, ha señalado que la propia Ayuso ya ha admitido que las fechas son las fijadas por la Junta Directiva. "En este caso creo que no hay ningún problema", ha indicado Casado.

Al ser preguntado entonces si Ayuso contará con su respaldo si da ese paso para presidir el PP de Madrid, Casado ha asegurado que cuenta con "todo el respaldo institucional" pero "a nivel orgánico" él "no puede decir quién tiene que ser presidente del PP en Madrid" como no lo ha dicho en otras regiones.

"Tengo que mantenerme al margen", ha manifestado, para recordar que él ya fue elegido por primarias en el congreso extraordinario de julio de 2018 que designó al sucesor de Mariano Rajoy y que en este caso estará "muy contento de lo que decidan los militantes".

Ante el hecho de que en otras regiones el presidente del partido sea también el presidente autonómico y si eso sería también lo lógico en Madrid, Casado ha insistido en que serán los militantes los que decidan y ha pedido "estar a lo importante". 

Al ser preguntado por el liderazgo del PP estaba en juego después de que Ayuso dijera que su "sitio" y su "meta política" es Madrid, Casado ha señalado que "en absoluto" y ha puesto en valor su buena relación porque llevan 16 años trabajando juntos. "Puedo decir que somos amigos, lo hemos sido siempre y estoy muy orgulloso de la labor que está haciendo en la Comunidad de Madrid", ha apostillado.

Casado ha señalado que cuando la designó candidata del PP para presidir la Comunidad de Madrid hubo gente a la que "costó entenderlo" e "incluso en el partido algunos tenían dudas". "Pero estos años, en las peores circunstancias ha demostrado que sabe gestionar y que lo hace además muy cerca de la calle y que en las peores circunstancias ha sacado esta comunidad adelante", ha agregado.

A renglón seguido, ha indicado que con la intervención que tuvo Ayuso en la Convención Nacional de Valencia pretendía "dejar claro a quien no lo tuviera, que la relación con la dirección nacional" es "excelente".

Casado ha destacado que lo importante en este asunto es ver que hay "una forma de hacer las cosas y una nueva generación en política". Y ha subrayado que la gestión que están haciendo en la Comunidad de Madrid y otras regiones será la que él llevará a nivel nacional

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios