España

Requisan drogas y material informático a un presunto yihadista detenido en Palma

  • El joven, vinculado al Daesh, "era una amenaza a la seguridad nacional". Captaba activistas a través de las redes sociales para desplazarlos a Siria e Iraq.

Comentarios 1

La Policía ha detenido en Palma a un hombre de nacionalidad marroquí que intentaba captar a menores para integrarles en las filas de la organización terrorista Dáesh, han informado fuentes de la investigación. El detenido, de 26 años y residente en la capital balear, será interrogado el jueves por la titular del juzgado central de instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, por medio de una videoconferencia desde el juzgado de guardia de Palma, han informado fuentes jurídicas.

Tras un registro que ha durado casi cinco horas, el detenido, que ocultaba su cabeza con un jersey, ha salido, esposado y custodiado por dos policías con pasamontañas, del edificio donde vive con su familia, en el barrio de Son Gotleu, en la capital mallorquina. Los policías han introducido al joven en un coche de color gris, al que han seguido varios furgones, al tiempo que vecinos increpaban a gritos al detenido y le decían con indignación: "Destápate la cara". La operación policial se ha producido hacia las 07:30 y durante su desarrollo se han congregado varios centenares de personas en los aledaños.

Según miembros de la comunidad de Marruecos afincados en el barrio, el detenido "no frecuenta la mezquita", aunque sí acuden con regularidad sus padres. De acuerdo a la versión de varios vecinos, el joven reside con sus padres y tres hermanas en un humilde piso al que se mudaron hace aproximadamente un año desde otro barrio situado en la periferia de Palma, y el cabeza de familia intenta ganarse la vida "con trabajos sencillos que va encontrando", como la recogida de chatarra.

El arrestado, según ha informado el Ministerio del Interior, "suponía una clara amenaza para la seguridad nacional" y se servía de las redes sociales para reclutar a activistas. Durante el operativo, la Policía ha requisado material informático y pequeñas cantidades de droga al presunto yihadista marroquí, ha indicado la delegada del Gobierno en Baleares Teresa Palmer, quien ha precisado que la operación continúa abierta.

Ha resaltado que el detenido tenía "estrechos contactos con acreditados responsables terroristas en Siria" y que, además de "incendiar las redes sociales" en favor de la causa yihadista, colaboraba en la captación de jóvenes para que se desplazaran a combatir por el Estado Islámico. "Se trata de una gran operación dirigida por la Audiencia Nacional" y ejecutada por la Comisaría General de Información de la Policía Nacional, con el apoyo en Mallorca de la Brigada Provincial de Información, ha detallado. La responsable política de las fuerzas de seguridad estatales en Baleares ha eludido dar ningún detalle sobre acciones concretas promovidas por el detenido, para evitar interferir en la investigación que mantiene abierta la Policía.

El detenido, según el Ministerio del Interior, emitía mensajes radicales muy contundentes para captar a combatientes para la yihad, promoviendo atentados y facilitando el viaje a las zonas de conflicto de Siria e Iraq, con el fin de que se integraran en las filas del Dáesh. También Interior ha señalado que, en grupos reducidos y ante una audiencia seleccionada, el detenido instaba a cometer acciones terroristas en territorio español y europeo. Según Interior, con esta operación se ha neutralizado una "amenaza directa" y, conforme a lo apuntado, era tanta la determinación del detenido en desplazarse a la zona de conflicto que realizaba "duros entrenamientos físicos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios