España

Sánchez sólo irá a la investidura con la abstención garantizada de ERC

  • Celáa asegura que no se arriesgarán a otra intentona "fallida"

  • Los independentistas ven las posiciones todavía “muy alejadas” y reclaman movimientos "explícitos" a los socialistas

La ministra portavoz en funciones, Isabel Celaá, al inicio de la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros este viernes en La Moncloa. La ministra portavoz en funciones, Isabel Celaá, al inicio de la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros este viernes en La Moncloa.

La ministra portavoz en funciones, Isabel Celaá, al inicio de la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros este viernes en La Moncloa. / Juan Carlos Hidalgo (EFE) (Madrid)

Pedro Sánchez no tiene intención de intentar la investidura si no cuenta con los votos para ser elegido presidente por el Congreso, y así lo ha hecho saber este viernes el Gobierno, después de que ERC dijera que no tiene prisa por cerrar un pacto con los socialistas.

El Ejecutivo sigue pensando, en cualquier caso, que es posible la investidura antes de Navidad, y confía en alcanzar el acuerdo con los republicanos.

"No iremos a una investidura fallida", ha subrayado este viernes a mediodía tras el Consejo de Ministros la portavoz del Gobierno en funciones, Isabel Celaá, quien no obstante ha enviado un mensaje de optimismo.

Reuniones esperanzadoras

Así, Celaá ha recordado que ya hay programada otra reunión entre PSOE y ERC, y "si hay nuevas citas" es que hay "nuevas oportunidades". Pero además, ha defendido el entendimiento entre ambos como la "ocasión de demostrar la apuesta por la convivencia y el respeto a la pluralidad".

La ministra portavoz ha hecho estas reflexiones horas después de que Esquerra advirtiese de que el acuerdo no está aún tan claro y tampoco es inminente.

La portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha afirmado en una entrevista en TV3 que vio al PSOE "receptivo" y dispuesto a "escuchar", aunque queda "muchísimo trabajo" porque las posiciones siguen "muy alejadas", por lo que ha pedido a los socialistas movimientos "explícitos" que demuestren que van "en serio".

Villalta ha segurado que ERC va a intentar llegar a un acuerdo pero advirtió de que será "complejo" porque las posiciones siguen "alejadas". Además, recalcó que ERC no tiene "prisa" para cerrar un pacto. "Esto no va de días", ha dicho la portavoz de Esquerra.

Y mientras ERC habla con el PSOE, otro partido independentista, JxCat ha puesto sobre la mesa su exigencia para retomar el diálogo entre el Gobierno y la Generalitat. En concreto quieren un "gesto de presidente a presidente", como ha apuntado la portavoz en el Congreso, Marta Borrás.

En unas declaraciones en el Parlament, Borràs ha valorado que en la reunión del jueves entre PSOE y ERC, "en el marco de los partidos", hubiera por parte de los socialistas un "reconocimiento de que es un conflicto político".

Pero ha alertado de que "cualquier pacto con el PSOE hay que hacerlo antes de la investidura", porque es un partido, a su juicio, que luego "no cumple". Aún a la espera de que el PSOE les convoque para hablar de la investidura del presidente Pedro Sánchez, Borràs ha reiterado que JxCat exige un "reconocimiento de los interlocutores y las instituciones catalanas", y un "diálogo de Gobierno a Gobierno que no se ha producido".

Borràs ha acusado además al vicepresidente de la Generalitat y coordinador nacional de ERC, Pere Aragonès, de "desleal" por haber dicho que no es necesario que el presidente del Govern, Quim Torra, esté en una eventual mesa de negociación con el Gobierno. "Me parece muy feo, desleal y poco procedente en términos de lealtad institucional", ha afirmado en una entrevista en la Revista Mirall.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios