España

Sánchez ofrece Valencia al 'Aquarius', pero MSF alerta de que el viaje es muy largo

  • Italia cerró sus puertos a los 629 migrantes rescatados en Libia y luego lo hizo Malta

  • Bruselas elogia la solidaridad de Madrid

Rescate en alta mar, en la madrugada del domingo pasado, de parte de los 629 inmigrantes que han sido rescatados por el 'Aquarius'. Rescate en alta mar, en la madrugada del domingo pasado, de parte de los 629 inmigrantes que han sido rescatados por el 'Aquarius'.

Rescate en alta mar, en la madrugada del domingo pasado, de parte de los 629 inmigrantes que han sido rescatados por el 'Aquarius'. / Óscar Corral / Efe

Comentarios 1

El barco Aquarius de la ONG francesa SOS Méditerranée, con 629 personas a bordo, ha puesto en prueba la cohesión europea en materia de acogida de refugiados. Detenido entre Malta e Italia, a la espera de encontrar un puerto seguro tras el ofrecimiento del Gobierno español de que la nave atraque en Valencia, una travesía que a juicio de Médicos Sin Fronteras (MSF) no es recomendable.

Italia mantuvo ayer su negativa a acoger a los 629 inmigrantes a bordo del Aquarius rescatados el sábado frente a las costas de Libia. El Gobierno de Roma los rechazó e instó al de Malta a acogerlos.

Victoria. 629 inmigrantes en el 'Aquarius' en dirección a España. Primer objetivo logrado"

De este modo se originó un pulso entre Roma y La Valeta sobre qué país debía acoger la nave cargada de inmigrantes, finalmente zanjado por la propuesta del Gobierno de Pedro Sánchez de recibir el barco en el puerto de Valencia.

El primer ministro de Malta, Joseph Muscat, agradeció a España y acusó a Italia de "quebrantar las leyes internacionales y provocar una situación desagradable", por lo que instó a la Unión Europea a debatir sobre el tema "para que no vuelva a ocurrir".

MSF expresó su preocupación por la posibilidad de que el buque tenga que desplazarse hasta Valencia para desembarcar a los 629 migrantes, ya que ello supondría reducir notablemente la capacidad de respuesta ante un posible nuevo naufragio.

"MSF solicita el desembarco inmediato de las personas que se encuentran a bordo. Con el buque rumbo a España, se reducirá aún más la capacidad en el mar para las operaciones de búsqueda y rescate. Migrantes y refugiados siguen saliendo cada día de Libia en botes", alertó MSF en un comunicado publicado en su cuenta en Twitter.

Además, MSF mostró su preocupación por la seguridad de los migrantes rescatados, entre ellos "enfermos, heridos, mujeres embarazadas y menores", en "un viaje de tres días a Valencia en un barco que supera su capacidad máxima es inseguro".

El ministro del Interior y líder de la Liga, Matteo Salvini, calificó este episodio como una "victoria" y dijo que "alzar la voz, algo que Italia no ha hecho desde tiempos inmemoriales, da frutos". "Hemos abierto un frente de discusión a nivel continental, la partida seguramente no se cierra hoy, pero es una primera señal importante, porque Italia no puede sostener este peso en solitario", apuntó el también vicepresidente del Gobierno en una rueda de prensa.

Mientras, la Comisión Europea valoraba positivamente la decisión del Gobierno de Sánchez de permitir en el puerto de Valencia el desembarco "por razones humanitarias". El comisario europeo de Migración, Asuntos de Interior y Ciudadanía, Dimitris Avramopoulos, dijo a través de su cuenta de Twitter que se trata de un ejemplo de "solidaridad real puesta en práctica hacia personas desesperadas y vulnerables y también hacia otros estados miembros".

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha constituido un gabinete de coordinación para asistir a los inmigrantes. Según confirmaron fuentes del arzobispado a fe, todas las organizaciones benéficas, red asistencial, parroquias y colegios diocesanos colaborarán en el acogimiento , tanto para sus necesidades básicas asistenciales, como de promoción del empleo y posibles necesidades de aprendizaje y educación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios