pedro sánchez presidente Génova tratará de quitar visibilidad a C's

Tambores de renovación

  • Crecen las voces en el PP que reclaman cambios y un congreso extraordinario en otoño

  • Rajoy parece destinado a pilotar su sucesión aunque el tradicional 'dedazo' se antoja matizable

Soraya Sáenz de Santamaría y Mariano Rajoy, a su llegada al hemiciclo del Congreso en la sesión de control del miércoles pasado. Soraya Sáenz de Santamaría y Mariano Rajoy, a su llegada al hemiciclo del Congreso en la sesión de control del miércoles pasado.

Soraya Sáenz de Santamaría y Mariano Rajoy, a su llegada al hemiciclo del Congreso en la sesión de control del miércoles pasado. / Ballesteros / Efe

Comentarios 1

Apenas han pasado tres días desde la pérdida del poder y en el PP cada vez son más los que hablan de la necesidad imperiosa de un cambio, creen que debe celebrarse un congreso extraordinario en otoño, o antes de que acabe el año, y coinciden en que Mariano Rajoy debe dirigir esta transición.

Y para el relevo, hay un nombre que hace unos meses sobresalía sobre el resto pero ahora es incluso el único que muchos pronuncian: Alberto Núñez Feijóo.

Para el relevo hay un único nombre que muchos pronuncian: Alberto Núñez Feijóo

No creen en cualquier caso los dirigentes consultados por Efe que haya que precipitarse tomando decisiones. "Serenidad y sosiego", señala un presidente regional.

Aunque sí apuestan por que todos en el partido se pongan ya a trabajar en sus territorios pensando en las próximas citas con las urnas, poniendo en valor la gestión de estos años y haciendo frente a los rivales, especialmente a uno, con el que ahora se puede confrontar sin presión alguna: Ciudadanos (C's).

En definitiva, como apunta otro barón, dejar claro desde el principio que es el PP el que "capitanea" la oposición, y "quitarle fuerza, visibilidad y espacio" a Ciudadanos, en un momento en el que, además, el partido ha recobrado el favor de muchos votantes a los que no les gusta la forma en la que los 'populares' han perdido el Ejecutivo.

Pero vayamos por partes.

Mariano Rajoy reunirá mañana a la cúpula del PP y a todos los barones para analizar la situación tras la moción de censura que le ha apartado del Gobierno.

No habrá apenas ausencias en esta importante cita en la que no se esperan anuncios dramáticos pero sí, al menos, que Rajoy aclare cuál puede ser la hoja de ruta para los próximos meses.

Varios barones regionales consultados por Efe entienden que el partido tiene que reorganizarse ahora que va a estar en la oposición, y debe también recolocar a algunos de los que hasta ahora ocupaban puestos en el Ejecutivo.

Empezando por la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría. No descartan algunos que pueda volver a ser portavoz del Grupo Popular y lo ven como la mejor opción para la que hasta ahora ha sido la número dos de Rajoy en el Ejecutivo. Aunque recuerdan también otros que ahora que no tiene responsabilidades en el Gobierno aumentan las posibilidades de que Rajoy la proponga como candidata en alguno de los puestos clave de Madrid: la Alcaldía o la Comunidad.

La otra número dos, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, regresa a Génova, donde hasta ahora el día a día lo dirigía el coordinador general, Fernando Martínez-Maíllo.

Entienden los dirigentes del PP que debe de ser Mariano Rajoy quien pilote este proceso, aunque advierten de que ya no puede haber dedazo como en otras épocas.

Por eso creen que el sucesor debe partir de un consenso previo entre los principales dirigentes y ser además elegido en un congreso extraordinario.

Hace meses, cuando nadie cuestionaba el liderazgo de Rajoy y nadie imaginaba su salida repentina de La Moncloa, en las quinielas de la sucesión aparecían siempre varios nombres, y tres se repetían: Alberto Núñez-Feijóo, Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal.

Ahora en el partido apuestan por un relevo tranquilo, sin guerras internas que puedan obstaculizar la ardua labor de oposición que hay por delante y la no menos ingente tarea de recuperar espacio entre el electorado.

Por eso y por el "veto mutuo", como apunta un dirigente autonómico, descartan algunos a Sáenz de Santamaría y Cospedal.

El que tiene más posibilidades, en opinión de todos los consultados, es Alberto Núñez-Feijóo.

El presidente de la Xunta dijo el pasado viernes que "espera y desea" cumplir su mandato en Galicia, pero en sus palabras no cerró la puerta -como no lo ha hecho nunca- a dar el salto a Madrid, algo que podría precipitarse si el partido aborda su renovación en los próximos meses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios