Inmigración

La retirada de las concertinas en las fronteras de Ceuta y Melilla es una "llamada" a Europa

  • El gobierno insiste en que "hay que actuar en países de tránsito".

La valla fronteriza de Melilla. La valla fronteriza de Melilla.

La valla fronteriza de Melilla. / EFE

Comentarios 3

La ministra portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, ha indicado que que el Gobierno quiere lanzar "una llamada" a Europa quitando las concertinas de las vallas situadas en las fronteras terrestres de Ceuta y Melilla con Marruecos, como anunció el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, al tiempo que ha defendido la importancia de actuar en países de tránsito.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Celaá ha añadido que con esta decisión "Europa recibe una llamada" pues, como ha indicado, Ceuta y Melilla son fronteras pero, como ha argumentado, "donde hay que actuar es en los países de transito", en alusión a la 'crisis de los cayucos', acaecida principalmente en 2006 con la llegada masiva de inmigrantes a Canarias.

La ministra también ha enfatizado en que la seguridad en la frontera debe estar ligada al respeto a los Derechos Humanos y ha subrayado que "este Gobierno va a primar los Derechos Humanos" pues, como ha precisado, el Ejecutivo tiene previsto "remover las concertinas sin perder la solidaridad y el respeto a los Derechos Humanos".

A su juicio, hay "otros métodos que garantizan la seguridad" en la zona sin que sean "cruentos". Por ello, ha recordado que el departamento de Interior va a llevar a cabo un informe complementario para que se puedan adoptar otras medidas, por lo que el Gobierno irá informando cuando reciba el citado informe.

Las concertinas son unos alambres equipados con cuchillas cortantes que se instalaron coronando las vallas fronteriza de Ceuta y Melilla en el año 2005 por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, aunque dos años después, el mismo Ejecutivo ordenó retirarlas de parte del vallado melillense por las heridas que causaban en quienes intentaban rebasar el perímetro.

En 2013, el Gobierno de Mariano Rajoy decidió colocar más concertinas en las vallas fronterizas, que no sólo coronarían el perímetro sino que podrían encontrarse también a pie de alambrada y en el intervallado, lo que provocó numerosas críticas tanto de entidades sociales como de los grupos de la oposición. De hecho, en 2014, el ahora presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se comprometió a retirarlas en caso de que llegase a La Moncloa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios